Relator insta a controlar VIH en prisiones

Share

23 de julio, 2010 — El relator de la ONU sobre Tortura, Manfred Nowak, instó a reformar los sistemas de justicia penal y de prisiones para controlar la epidemia de VIH y SIDA.

El experto sostuvo que la tasa de transmisión en las cárceles es mucho más alta que en el resto de la población. Esto se debe a la hacinación que hay en los centros penitenciarios del 60 por ciento de los países.

Señaló que 30 millones de personas entran y salen cada año de las prisiones, por lo que se trata de un problema de salud pública que afecta a toda la sociedad.

Las principales fuentes de transmisión del virus en las cárceles, subrayó Nowak, son las drogas intravenosas y las relaciones sexuales, y se sabe qué hacer, pero no hay voluntad política.

Como ejemplo positivo mencionó el caso de España.

“En 1988, alrededor del 50 por ciento de todos los prisioneros en Madrid eran seropositivos. Y en la actualidad esa tasa ha bajado a 7 por ciento”, apuntó el experto.

Esto se debió a la distribución de condones y de jeringuillas, así como a programas de recuperación.

Nowak llamó a los países a aceptar la evidencia médica y a tomar todas las medidas posibles para prevenir la propagación del virus en las cárceles.

Sostuvo que es necesario dar a los prisioneros los mismos cuidados y apoyo que al resto de la población, porque a excepción del derecho a la libertad, siguen teniendo todos los otros derechos humanos.