China y PNUMA publican informe sobre impacto ambiental de terremoto en Sichuán

Share

07 de julio, 2010 — El gobierno de China y el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) presentaron hoy una publicación en la que analizan los impactos ambientales del terremoto que devastó a la provincia de Sichuán en mayo de 2008.

El documento destaca el trabajo conjunto de las autoridades chinas y la agencia de la ONU para ayudar a la reconstrucción de viviendas, medios de subsistencia y entorno natural de los 70 millones de personas afectadas.

El sismo de 8.0 grados en la escala de Richter destruyó 6,5 millones de casas y provocó la evacuación de 15 millones de personas.

Inmediatamente después del terremoto, el PNUMA desplegó un grupo de expertos para asistir a las autoridades en la gestión del desastre y brindarle asesoría para una reconstrucción ecológica.

Por su parte, el gobierno chino distribuyó entre las comunidades siniestradas una guía clara sobre las áreas que podrían usarse para reconstruir inmuebles y las que deberían dejarse libres por ser de alto riesgo o por razones de protección ambiental.

El estudio afirma que estas medidas permitieron que los damnificados reconstruyeran sus viviendas donde era posible sin amenazar al medio ambiente ni poner en riesgo su seguridad.

Noticias relacionadas