Enviado especial de la ONU defiende apoyo de MONUC a ejército congolés

Alan Doss

Share

16 de diciembre, 2009 — El representante especial de la ONU para la República Democrática del Congo, Alan Doss, defendió hoy el apoyo que ha dado la Misión de las Naciones Unidas en ese país (MONUC) al ejército congolés en el operativo militar contra las Fuerzas Democráticas de Liberación de Rwanda (FDLR).

En un informe al Consejo de Seguridad –que deberá decidir sobre la renovación del mandato de la MONUC el viernes 18 de diciembre –, Doss señaló que la operación “Kimia II” en el este del Congo estará terminada este fin de mes, luego de haber cumplido en su mayor parte el objetivo principal que era dispersar y debilitar al grupo rebelde.

No obstante, agregó el enviado, este logro tuvo consecuencias humanitarias graves, y advirtió que el FDLR continúa siendo una amenaza potencial.

Informó que el gobierno congolés aprobó hoy una nueva estrategia según la cual la MONUC y el ejército nacional se concentrarán en las áreas recuperadas del dominio rebelde y enfocarán su labor en evitar ataques a los civiles en las zonas más vulnerables.

Doss sostuvo que la presión militar constituye uno de los instrumentos necesarios para ponerle fin a más de una década de violencia en la República Democrática del Congo.

Añadió que es necesario aumentar el control del Estado sobre las riquezas naturales del país, de las que se nutren los grupos irregulares, y subrayó la urgencia de perseguir judicialmente a los líderes de la guerrilla que desde el exterior la financian.

El representante consideró que la integración de ex combatientes a las filas del Ejército ha multiplicado los problemas de indisciplina, aunque afirmó que este paso es indispensable para la paz y estabilidad del país.

Noticias relacionadas