PMA destaca importancia de alimentos escolares en la educación

Share

24 de noviembre, 2009 — Los programas de distribución de víveres en las escuelas son vitales para mantener a los niños asistiendo a clases, además de que mejoran su salud y capacidad de aprendizaje al brindarles cierta seguridad alimentaria.

Así lo destaca un estudio conjunto del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Banco Mundial dado a conocer hoy.

Estos programas sociales ayudan a las familias sin recursos a contrarrestar los efectos de las crisis económica y de alimentos al nutrir a sus hijos en edad escolar. De acuerdo con cálculos del Banco Mundial, estos incentivos equivalen a un aumento de 10% del ingreso familiar.

El informe señala que si bien la mayoría de los países ofrece alimentos en las escuelas, las naciones más pobres afrontan el doble problema de tratar de expandir estos programas con un presupuesto insuficiente mientras, por otro lado, intentan revertir los peores efectos de la recesión con muy poco apoyo de la comunidad internacional.

Según el documento, además de fomentar la asistencia a clases y mejorar el aprendizaje de los menores, cuando se combinan con iniciativas de salud –como campañas contra los parásitos intestinales –, los programas de almuerzos escolares ayudan a los estudiantes a fortalecer su organismo y tener un crecimiento más sano.

“En el actual escenario de crisis, debemos centrarnos en encontrar la manera de hacer más eficientes y sostenibles los programas de alimentos escolares para proteger a los más necesitados tanto ahora como en el futuro”, apunta el estudio.

Entre la evidencia de los beneficios de estas iniciativas, el informe cita un aumentos del 28% en la inscripción y asistencia de niñas a las escuelas en 32 países de África subsahariana.

Noticias relacionadas