África desaprovecha potencial de 40.000 millones de dólares anuales en remesas, afirma FIDA

Share

22 de octubre, 2009 — El Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) afirmó que las restricciones legales y los costos del envío de dinero destacan entre los factores que obstaculizan el aprovechamiento de los 40.000 millones de dólares en remesas que los emigrantes africanos envían cada año a sus familias.

Según un informe del FIDA, con una mejor estrategia y políticas de estímulo, este dinero podría ayudar a la gente a salir de la pobreza.

Las remesas globales suman 300.000 millones de dólares anuales, cantidad que supera el monto total de inversión extranjera directa y la asistencia al desarrollo combinadas.

Este flujo constante ha disminuido significativamente el costo de las transferencias de dinero a América Latina y Asia; sin embargo, los envíos a África siguen siendo muy caros, señaló el FIDA.

Precisó que en ocasiones, estos costos pueden alcanzar el 25% de la suma transferida.

El estudio recordó que en la cumbre del G-8 de julio de 2009, los líderes mundiales se fijaron la meta de reducir un 50% los costos de los envíos de remesas en los próximos cinco años por medio de la remoción de barreras y la promoción de la competencia.

Agregó que entre 30 y 40% de las remesas a África se dirigen a zonas rurales donde los recipientes deben viajar grandes distancias para cobrar el dinero.

En este sentido, el informe afirmó que con sólo ampliar la gama de instituciones que ofrezcan servicios de transferencias –incluyendo microempresas y oficinas postales – se podría duplicar el número de puntos para obtener las remesas.

Asimismo, el FIDA indicó que las nuevas tecnologías podrían incrementar el alcance de estos servicios.

El estudio consideró que si bien las familias gastan el dinero en bienes de consumo, ligar las transferencias a un sistema bancario podría estimular el ahorro y la inversión en proyectos de desarrollo comunitarios.

Noticias relacionadas