Líderes mundiales subrayan urgencia de no proliferación nuclear

Share

24 de septiembre, 2009 — Los jefes de Estado y de Gobierno reunidos hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU coincidieron en subrayar la urgencia de detener la proliferación nuclear y sentar las bases para alcanzar un mundo libre de este tipo de armas.

En una sesión extraordinaria y sin precedentes convocada y presidida por el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, los líderes de los quince países miembros del Consejo se comprometieron a frenar la carrera armamentista y reconocieron el derecho de todos los Estados al uso pacífico de la energía nuclear.

El presidente estadounidense recordó que la proliferación se ha vuelto tan compleja y tiene tal alcance que requiere nuevos enfoques y estrategias para afrontarla.

Si bien durante la guerra fría no se llegó a una crisis nuclear, dijo Obama, las armas siguen existiendo y una sola bomba nuclear detonada en una capital puede causar daños de una magnitud incalculable no sólo al país afectado directamente.

Por ello es imperativo combatir la proliferación y avanzar en el desarme nuclear y en este objetivo, la ONU, una vez más, tiene un papel central para evitar una crisis, agregó.

“La resolución histórica que acabamos de adoptar demuestra nuestro compromiso compartido de un mundo sin armas nucleares. Y provee al Consejo de Seguridad con un marco de trabajo amplio para reducir los peligros nucleares mientras trabajamos para alcanzar ese objetivo”, puntualizó Obama.

Los presidentes de Rusia, Dmitry Medvedev, y de China, Hu Jintao, coincidieron en destacar la importancia de la adopción de la resolución y refrendaron su compromiso con la no proliferación.

Durante su participación, el presidente de Costa Rica, Óscar Arias Sánchez, apoyó la no proliferación nuclear pero advirtió que no es suficiente para la seguridad mundial si otro tipo de armas sigue propagándose y pidió que el combate a este tipo de armamentismo también sea una prioridad en la agenda internacional.

“Porque si es legítimo que nos preocupemos por la posibilidad de que redes terroristas tengan acceso a un arma nuclear, es también legítimo que nos preocupemos por los rifles, las granadas y las metralletas que les dan su poder. ¿Quién dijo que nos matar a miles, de un golpe, es peor que matar a miles todos los días?”, preguntó Arias.

El mandatario mexicano, Felipe Calderón Hinojosa, por su parte, se sumó a esta voz.

“México quiere llamar la atención sobre la proliferación de armas de tipo convencional. El tráfico de armas pequeñas y ligeras causa alrededor de mil muertes y 3.000 heridos cada día en el mundo”, recordó.

Nicolás Sarkozy, presidente de Francia, señaló que un primer paso será la disminución de los arsenales nucleares estadounidense y ruso, pero consideró que habrá que continuar inmediatamente con la entrada en vigor del Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares y con el atajamiento de las armas químicas y biológicas.

Noticias relacionadas