Filipinas acuerda con ACNUR convertirse en país de tránsito para refugiados en riesgo

Share

01 de septiembre, 2009 — Filipinas se ha convertido en el segundo país del mundo designado formalmente como una nación de tránsito para los refugiados en riesgo, según un acuerdo firmado por el gobierno filipino y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Según el pacto, del que también es signataria la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los refugiados en peligro podrán permanecer hasta seis meses en territorio filipino, mientras son reubicados en un tercer país.

En marzo pasado, Rumania firmó con el ACNUR el primer acuerdo de este tipo.

El coordinador regional del ACNUR para el sureste asiático, Raymond Hall, encomió al gobierno filipino por sentar un hito de protección en Asia. Filipinas es uno de los pocos signatarios de la Convención de los Refugiados en esa región.

“Otorga un espacio importante para el bienestar de los refugiados individuales que en otras circunstancias estarían en peligro de retorno forzado u otras amenazas. Esto permitirá que se complete el proceso de reasentamiento sin presiones y con la protección adecuada”, apuntó Hall.

Noticias relacionadas