Asamblea General celebra diálogo sobre responsabilidad de proteger

Share

23 de julio, 2009 — La Asamblea General de la ONU discute los alcances de la “responsabilidad de proteger”, un concepto que la mayoría de los países interpreta como una obligación de evitar genocidios, y otros temen que se trate de una maniobra encubierta de intervención.

En esta última interpretación se alineó el presidente de la Asamblea, Miguel D’Escoto, quien opinó que los autores de la doctrina habían tenido las mejores intenciones al elaborarla.

D’Escoto indicó que sus dudas sobre la responsabilidad de proteger no implicaban indiferencia hacia quienes sufrieron atrocidades o las sufrirán en manos de sus propios gobiernos.

“Los recientes y dolorosos recuerdos relacionados con el legado del colonialismo, dan a los países en desarrollo fuertes razones para temer que motivos laudables puedan terminar siendo usados de manera indebida, una vez más, para justificar intervenciones arbitrarias y selectivas contra los Estados más débiles”, dijo el ex canciller nicaragüense.

Para superar la desconfianza, agregó, será necesario encontrar formas de evitar que se produzcan esos hechos críticos abordando sus causas radicales, que muchas veces se relacionan con el subdesarrollo y la exclusión social.

Por su parte, el asesor del Secretario General sobre el tema, Edgard Luck, sostuvo que no se debe ver el concepto de responsabilidad de proteger como un sinónimo de intervención militar cuando busca justamente lo contrario.

“En la Cumbre Mundial de 2005 todos los jefes de Estado y de Gobierno, sin reservas, se comprometieron a prevenir el genocidio, los crímenes de guerra, la limpieza étnica y los crímenes contra la humanidad, así como su incitación”, afirmó Luck.

Añadió que la soberanía y la responsabilidad no son nociones incompatibles, sino dos principios que se refuerzan mutuamente.

Noticias relacionadas