ONU advierte consecuencias del desmantelamiento de grupos armados congoleños

Alan Doss

Share

10 de julio, 2009 — El representante especial de la ONU para la República Democrática del Congo, Alan Doss, señaló hoy que las medidas tomadas para el desmantelamiento de los grupos armados que operan en el este del país son preocupantes por el impacto en las condiciones humanitarias de la población civil.

En un informe al Consejo de Seguridad, Doss recordó que la comunidad internacional pugnó por la desarticulación de estas organizaciones; sin embargo, agregó, los afectados han lanzado como represalia ataques contra los civiles.

Estas agresiones por parte de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Rwanda (FDLR) y el ugandés Ejército de Resistencia del Señor (LRA) han causado nuevos desplazamientos de población, señaló.

Además, tanto rebeldes como algunos elementos del Ejército Nacional congoleño han cometido graves atropellos de los derechos humanos, dijo el enviado.

Agregó que la Misión de la ONU en el país africano (MONUC) ha desplegado más recursos y personal en Kivu del Norte, la provincia más afectada, para proteger a la población.

Por otra parte, sostuvo que la MONUC mantiene un combate continuo contra la violencia sexual y la violencia de género.

En este sentido, encomió el anuncio de esta semana de una política de cero tolerancia para los efectivos de las Fuerzas Armadas congolesas que cometan este tipo de abusos.

Noticias relacionadas