Pakistán: ACNUR revisa sus operaciones tras atentado en Peshawar

Share

12 de junio, 2009 — La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) informó hoy que revisará la manera en que opera en Pakistán con el objetivo de proteger la integridad de su personal en el terreno.

Luego del atentado de hace tres días en un hotel en Peshawar que dejó muertos a cinco trabajadores de la ONU, uno de ellos del ACNUR, el organismo evaluará qué ajustes son necesarios para garantizar la seguridad de los empleados.

El portavoz en Ginebra de esa agencia, William Spindler, explicó que hasta ahora el ACNUR había proseguido sus tareas pese a las dificultades logísticas y la inseguridad, pero la pérdida de estos trabajadores requiere tomar nuevas medidas.

“No se trata de salirse del país. Estamos comprometidos a ayudar a millones de desplazados en la región. Nuestra intención es seguir respondiendo a las necesidades humanitarias y tener flexibilidad para entregar la ayuda”, dijo.

Actualmente, el ACNUR –con más de 200 empleados y tres oficinas – asiste en Pakistán a 1,7 millones de refugiados afganos y a dos millones de desplazados recientemente por los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los talibanes en el noroeste del país.

Por otra parte, Spindler informó que esta mañana se celebró en Islamabad una ceremonia en memoria de los empleados de la ONU que murieron en el ataque.

Noticias relacionadas