Gaza: ONU advierte desesperación extrema en la población

Share

05 de enero, 2009 — La población de la Franja de Gaza afronta una situación de sufrimiento y desesperación extrema, afirmó hoy el director de operaciones para ese territorio del Organismo de la ONU para los Refugiados Palestinos (OOPS), John Ging.

En conferencia de prensa vía satélite desde Jerusalén, Ging describió como “horrible” la situación a todos los niveles e hizo hincapié en el miedo de la gente debido a los bombardeos incesantes y a la operación terrestre del ejército israelí, especialmente en el norte del territorio.

Los palestinos de Gaza están aterrorizados y traumatizados, sobre todo porque no tienen ninguna posibilidad de escapar, dijo.

“Me repiten constantemente que se sienten atrapados. Si este fuera otro conflicto, la gente estaría huyendo, pero no pueden huir de Gaza porque no tienen hacia dónde y esto se suma a la desesperación”, subrayó Ging.

Explicó que las casas no son seguras, como tampoco lo son las instalaciones habilitadas por la ONU como refugios.

Además, la gente padece frío y hambre, y no tiene agua ni electricidad, agregó.

Por razones humanitarias es urgente un alto el fuego, insistió el director de operaciones del OOPS.

En este sentido, destacó la dificultad de asistir a la población en el escenario de violencia e informó que ayer resultó muerto un maestro que trabajaba como voluntario en una ambulancia de la ONU.

Agregó que el entorno es muy peligroso para el personal humanitario y que el conflicto sobrepasa la capacidad del Organismo; sin embargo, indicó que los trabajadores continúan sus tareas porque la gente precisa ayuda de emergencia.

Cuando un periodista le preguntó a quién responsabilizan los palestinos por la realidad que los rodea, Ging respondió que consideran responsable a Israel por lo que hace y a la comunidad internacional por lo que no hace. Pero, más que nada, los palestinos están preocupados por sobrevivir y saber quién puede ayudarlos, señaló.

Por su parte, John Holmes, coordinador de Ayuda Humanitaria de la ONU, informó que si bien las cifras no son precisas, datos fidedignos indican que se han producido más de 500 muertos –al menos 25% de ellos civiles – y más de 2.000 heridos.

Noticias relacionadas