República Democrática del Congo: Ban pugna por solución política al conflicto

Share

07 de noviembre, 2008 — La única solución posible a la crisis de la República Democrática del Congo es política, no militar, afirmó hoy el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, ante los líderes africanos reunidos en Nairobi para hablar sobre el tema.

En su discurso, Ban advirtió que la violencia registrada en la provincia congolesa de Kivu del Norte puede extenderse fácilmente a toda la subregión y alertó sobre la tragedia humanitaria que esto significaría.

Reconoció que tras las elecciones de 2006, el gobierno congolés ha logrado avances importantes, pero señaló que aún no ha logrado consolidar un ejército nacional eficiente, lo que ha permitido la operación de los numerosos grupos armados no sólo congoleses sino de toda la región de los Grandes Lagos.

La reciente ofensiva de las fuerzas de Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo tiene graves consecuencias humanitarias y amenaza la estabilidad de la región fronteriza de la República Democrática del Congo y Rwanda, país en el que también opera este grupo.

“Ni la República Democrática del Congo, ni Rwanda, ni el resto de la región central de África pueden permitirse volver a una situación de conflicto. La comunidad internacional no puede dejar que esto ocurra. Por eso estamos aquí hoy”, recalcó Ban.

Insistió en la necesidad imperiosa de fortalecer al ejército congolés y restaurar la autoridad del Estado pero, sobre todo, subrayó la urgencia de un proceso político.

Sólo mediante conversaciones directas y francas entre los jefes de Estado de la región se encontrarán remedios efectivos que conduzcan a una paz duradera, sostuvo el titular de la ONU.

En este sentido, consideró alentadores los encuentros de los líderes de la República Democrática del Congo, Uganda y Rwanda. “Espero que estos contactos den frutos. Urjo a otros gobiernos de la región a involucrarse también”, dijo.

Al referirse a la Misión de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUC), señaló que su capacidad ha sido sobrepasada pese a los esfuerzos por reconfigurarla, pero aseguró que continuará su trabajo de protección a la población hasta donde sus fuerzas se lo permitan.

Noticias relacionadas