Afganistán: Cultivo de opio es limitado, no nacional, afirma UNODC

Share

27 de octubre, 2008 — El cultivo de amapola no es ya un problema nacional de Afganistán, sino que se reduce a las regiones sur y suroeste del país, afirmó hoy la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

En conferencia de prensa en Kabul, Christina Oguz, representante de ese organismo de la ONU, destacó que este año se redujo en un 20% la siembra de opio e indicó que sólo siete provincias continuaron esta actividad.

“El resto del país no cultiva amapola o lo hace en cantidades mínimas. Hay 18 provincias completamente limpias de opio”, dijo.

Oguz explicó que esta reducción se debe al claro mensaje del gobierno afgano de que no toleraría este tipo de cultivos.

Además, añadió, las autoridades recordaron que la siembra de amapola contraviene al Islam y genera violencia, drogadicción y falta de armonía en las comunidades.

Según la UNODC, el componente religioso del mensaje tuvo mucha fuerza en algunas provincias, como Herat y Nangarhar.

Sin embargo, la funcionaria destacó que en ninguna parte del país los agricultores relacionaron el terrorismo con el cultivo de amapola.

Finalmente, Oguz recordó que el avance registrado este año en la disminución de estas siembras no garantiza que los próximos años se mantendrá esta tendencia, por lo que es necesario que el gobierno y la comunidad internacional asistan a los campesinos que han dejado el cultivo de opio para que no vuelvan a sembrarlo.

Noticias relacionadas