Ban urge a reasumir con ímpetu compromisos de desarrollo

Share

25 de septiembre, 2008 — Los esfuerzos hacia la reducción del hambre, la pobreza extrema, las enfermedades y el analfabetismo son importantes, pero insuficientes y requieren un mayor ímpetu para alcanzar las metas fijadas hace ocho año por la comunidad internacional, dijo hoy el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.

Al inaugurar la Reunión de Alto Nivel sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Ban subrayó la necesidad imperiosa de renovar los compromisos asumidos para lograr, entre otras cosas, la disminución a la mitad del hambre y la pobreza extrema en el mundo para el 2015.

Advirtió que la actual crisis financiera amenaza el bienestar de miles de millones de personas ya que se suma al daño causado por la pronunciada alza de los precios de los alimentos y los combustibles.

Y los más afectados, recordó el Secretario General, han sido y serán los más pobres de todos los países.

Tras afirmar que por primera vez la comunidad internacional cuenta con los recursos, conocimientos y capacidades para eliminar la pobreza, reiteró su intención de reunir a los principales actores económicos para reimpulsar los planes de desarrollo.

Como parte de este esfuerzo, Ban pidió a las economías industrializadas la voluntad política necesaria para alcanzar un acuerdo en las negociaciones de la Ronda de Doha sobre comercio internacional, que tendrán lugar en diciembre.

“La gente pobre del mundo recurre a sus gobiernos y a las Naciones Unidas por ayuda y solidaridad. Para ellos, somos responsables. Aquí contamos todos. Asumamos nuestra responsabilidad”, recalcó.

Finalmente, confió en que los partes apoyen su propuesta de celebrar una cumbre en 2010 para reevaluar los avances hacia los Objetivos del Milenio.

Noticias relacionadas