Aumenta cultivo de coca en países andinos, señala UNODC

Coca

Share

18 de junio, 2008 — Los cultivos de coca en los países andinos registraron un pronunciado aumento en 2007, aunque la producción de cocaína se mantuvo estable, reveló una encuesta publicada hoy por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Según el sondeo, el área de cultivo dedicada a la coca en Bolivia, Colombia y Perú se incrementó en total 16% con respecto a 2006, alcanzando el nivel más alto desde 2001.

Colombia encabezó la lista con un 27% más de tierras dedicadas a esta planta, seguida por Bolivia, con 5%, y Perú, con 4%.

La UNODC señaló, no obstante, que con estas cosechas la producción potencial de cocaína en el mundo ascendió el año anterior a 994 toneladas, una cifra prácticamente igual a la de 2006.

Antonio Maria Costa, director ejecutivo de la UNODC, calificó el aumento en Colombia como “sorpresivo e impactante”. “Es una sorpresa porque llega en un momento en que el gobierno colombiano trata incansablemente de erradicar la coca, y es impactante por la magnitud del cultivo. Sin embargo es una mala noticia que debemos poner en perspectiva”, subrayó.

En este sentido, explicó que la mayor parte de la planta se siembra en áreas controladas por la insurgencia y estimó que “en el futuro, cuando las FARC se desorganicen, será más fácil controlar el cultivo de coca”.

Por otra parte, Costa recalcó la urgencia de implementar una agricultura alternativa ecológica de gran escala entre los campesinos de las regiones cocaleras.

“Con un mayor control de su territorio nacional, los gobiernos pueden ayudar a los agricultores a optar por medios de vida lícitos y darle la espalda a las drogas. Esa es la mejor manera de erradicar la pobreza y la coca”, afirmó el titular de la UNODC.

Agregó que mientras los países andinos luchan contra la primera fase de un complejo problema, las naciones del oeste de África, Centroamérica y el Caribe están atrapadas en el fuego cruzado del narcotráfico.

Por ello, enfatizó Costa, “los países donde el consumo es alto, como los europeos y Estados Unidos, deben reducir la demanda de drogas”.

Noticias relacionadas