ACNUR asiste a víctimas de incendio en campamento de refugiados de Chad

Refugiados de
Darfur en Chad

Share

14 de abril, 2008 — Los más de 2.000 refugiados afectados por el incendio en un campamento en el este de Chad el viernes pasado comenzaron a recibir asistencia de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El organismo empezó el fin de semana a distribuir colchonetas, mantas, equipos de cocina y bidones, alojando provisionalmente a los damnificados –en su mayoría sudaneses de Darfur– en tres escuelas ubicadas dentro del terreno del mismo campamento de Goz Amer.

Las escuelas permanecerán cerradas durante una semana para dar tiempo a recibir las carpas donde se alojarán los siniestrados mientras se construye la nueva vivienda.

El ACNUR confía en reconstruir la sección destruida del albergue con materiales sólidos en vez de la paja y el lodo que se utilizan comúnmente para estos inmuebles.

“Para prevenir desastres como este incendio queremos convencer a los refugiados para que construyan sus casas con ladrillos”, dijo Catherine Huck, representante adjunta del ACNUR en Chad.

El número de heridos en el incendio que requirió cuidados médicos en el centro de salud ascendió a 24, mientras que los internados por trauma sicológico suman 15.

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) repartirá raciones adicionales suficientes para un mes entre las 270 familias afectadas.

Aparentemente, el incendio se produjo en una cocina donde no había nadie para detectarlo y se extendió rápidamente debido al viento que soplaba en ese momento.

Goz Amer, ubicado a 70 kilómetros de la frontera de Sudán, tiene una población de 20.500 refugiados.

Noticias relacionadas