Gaza: FAO asiste a agricultores

Share

21 de febrero, 2008 — La FAO realiza una serie de proyectos de emergencia para restablecer la producción agrícola y mejorar los medios de subsistencia de los campesinos en la Franja de Gaza, pese a las restricciones a la importación de bienes, incluidos insumos fundamentales para la agricultura.

El 80% de la población de Gaza depende actualmente de la ayuda alimentaria y los productos cultivados localmente suponen una fuente vital de alimentos frescos, recordó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Actualmente, el organismo cuenta con 14 proyectos en marcha en Cisjordania y Gaza, con el grueso de las actividades (85 %) en Cisjordania. Pero la emergencia humanitaria está en Gaza, donde la agricultura y la pesca se han visto gravemente afectadas por la falta de insumos, las dificultades para las exportaciones agrícolas y las restricciones en las zonas de pesca.

El bajo volumen de ayuda que llega a Gaza se debe en gran parte a la imposibilidad de enviar a la zona los bienes y el equipamiento internacionales.

La FAO ha solicitado 7,3 millones de dólares adicionales para 2008 destinados al restablecimiento de la capacidad agrícola y las mejoras de los medios de vida de agricultores, ganaderos y pescadores, para una mejor evaluación y seguimiento de la seguridad alimentaria, y una coordinación reforzada de las intervenciones en el sector agrícola.

El personal nacional de la FAO trabaja desde el recinto del Coordinador Especial de la ONU en los Territorios Ocupados (UNSCO) en la ciudad de Gaza y, pese a las dificultades, está ayudando a restablecer la producción agrícola en todo lo posible. Algunos insumos agrícolas pueden comprarse a nivel local. Pero los artículos provenientes del exterior son mucho más difíciles de importar, como el revestimiento de plástico para los invernaderos que actualmente está a la espera de la autorización de las autoridades israelíes.

Los proyectos tienen como objetivo promover la capacidad y mejorar los medios de vida de agricultores, pastores, criadores de pequeños rumiantes y pescadores. Entre las iniciativas específicas se incluyen la horticultura y los invernaderos y la rehabilitación de regadíos. La formación es importante en todos los proyectos, incluyendo a los pastores de rumiantes y a las mujeres implicadas en la preparación de los alimentos.

La FAO también está ejecutando un pequeño programa contra la gripe aviar para ayudar a reforzar la capacidad local de detección y respuesta ante los brotes. Se está formando al personal de campo en la vigilancia de la enfermedad, investigaciones de brotes, diagnósticos y bio-seguridad de laboratorio y se ha suministrado material básico de análisis a un laboratorio de vigilancia de la enfermedad situado en la ciudad de Gaza.

Noticias relacionadas