OMS preocupada por salud de los desplazados en Kenya

Share

01 de febrero, 2008 — La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó este viernes profunda preocupación por las personas que han tenido que abandonar sus hogares en el Valle del Rift, en Kenya, debido a la violencia.

Desde que comenzó el conflicto desencadenado por la disputa en torno a los resultados de las elecciones, más de 800 kenianos han muerto y muchos más han resultado heridos.

Las agencias de Naciones Unidas han hecho planes para ayudar a 500.000 desplazados. Estiman que la mitad de ellos se encuentran en campamentos improvisados o han sido albergados por otras comunidades.

La mayoría de estas personas son mujeres y niños menores de 18 años, y muchos son huérfanos o están solos.

Las estimaciones preliminares de la OMS indican que los desplazados se encuentran en condiciones de hacinamiento, carecen de agua suficiente, sanidad, alimentos, aceite de cocinar, los servicios de salud son deficientes y no tienen medicinas suficientes.

El organismo de la ONU está trabajando junto con la Cruz Roja Keniana para ayudar al ministerio de Salud del país a evaluar las necesidades. También ha reforzado su presencia en Kenya y ha desplegado un equipo de especialistas en las áreas afectadas.

Noticias relacionadas