PNUMA y Suecia firman acuerdo para reducir emisión de gases en países en desarrollo

Share

20 de noviembre, 2007 — Con la ayuda del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Agencia Sueca de Protección Ambiental, los países en desarrollo podrán depender menos de sustancias químicas que además de desgastar la capa de ozono, son gases de invernadero.

En la actualidad se utilizan hidroclorofluorocarbonos como refrigerantes. Son usados como alternativas a los clorofluorocarbonos que son más dañinos.

El PNUMA y la Agencia Sueca emprenderán actividades que ayudarán a los países en desarrollo a utilizar otras sustancias.

Se considera que los HCFCs son hasta 2.000 veces más dañinos que el dióxido de carbono. Por lo tanto esta nueva alianza contribuirá a proteger a la capa estratosférica de ozono y al sistema climático global.

El anuncio fue hecho tras un histórico acuerdo que disminuyó los límites de la producción y el consumo de los HCFCs en los países en desarrollo. También adelanta diez años el proceso para concluir la reducción gradual de estas sustancias.

Esto quiere decir que los beneficios serán considerables: evitarán la emisión del equivalente a 25.000 millones de toneladas de dióxido de carbono durante las próximas décadas.

Noticias relacionadas