ONU reporta disminución de tasas de desnutrición entre refugiados en Kenya

Share

13 de noviembre, 2007 — Tres organismos de la ONU afirmaron hoy que las tasas de desnutrición de los refugiados en el norte de Kenya se han reducido de forma importante gracias al apoyo de la comunidad internacional.

Las campañas conjuntas de la Alta Comisaría para los Refugiados (ACNUR), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo para la Infancia (UNICEF) han disminuido al nivel más bajo en siete años la desnutrición entre la población de los campamentos de Dadaab y Kakuma.

Según los estudios más recientes, la desnutrición aguda entre menores de cinco años en Dadaab bajó de 22,2% en 2006 a 13% este año. Cifras similares se registraron en Kakuma.

La labor de las agencias de la ONU se ha centrado en proveer a los refugiados con alimentos culturalmente aceptables y en otorgarles estufas y jabón para evitar que los beneficiados tengan necesidad de vender parte de sus víveres con el fin de comprar estos bienes de primera necesidad.

Las raciones distribuidas garantizan la ingesta diaria de las 2.100 calorías básicas para una dieta sana.

No obstante estos logros, ACNUR, UNICEF y el PMA subrayaron la necesidad de que los países donantes continúen apoyando el trabajo humanitario. De otra manera, los avances podrían revertirse rápidamente, advirtieron.

“Sería criminal quitar el pie del pedal ahora sólo por no contar con fondos para seguir adelante. Esta gente necesita más respaldo, no menos”, afirmó Burkard Oberle, director del PMA en Kenya.

Noticias relacionadas