Relator especial describe raíces del racismo en República Dominicana

Doudou Diène

Share

07 de noviembre, 2007 — El relator especial de la ONU sobre el racismo, Doudou Diène, destacó hoy que durante su visita a la República Dominicana encontró posiciones opuestas respecto a la existencia de ese fenómeno y la discriminación racial.

En su informe ante la Asamblea General, dijo que por una parte, las autoridades, pero en particular la elite política, económica e intelectual niegan la existencia del racismo en el país. En contraste, todas las comunidades, minorías negras y haitianas con que se reunió le relataron las prácticas racistas que viven en la sociedad dominicana.

“La República Dominicana se encuentra en el hemisferio norte, marcado profundamente desde su primer contacto histórico con el colonialismo y la esclavitud por la importancia del paradigma racial. El factor racial, el factor del color es un factor de peso que ha estructurado a toda la sociedad en este hemisferio”, señaló.

El relator agregó que durante el régimen de Leónides Trujillo existía una política oficial racial que promovía la inmigración de blancos y excluía la de negros.

Por último, destacó que el recibimiento dado a él y a la experta de la ONU sobre las minorías, Gay McDougall, no tiene precedente en las visitas que ha realizado a otros países.

“El tercer día, el Senado adoptó una resolución que decía que mi visita y la de Gay McDougall era parte de un complot internacional contra la República Dominicana. Y el arzobispo, jefe de la iglesia dominicana, dijo que cualquier investigación sobre racismo era irresponsable”, apuntó Diène.

En conclusión, afirmó, es absolutamente indispensable que la República Dominicana reconozca la existencia del racismo y adopte políticas para combatirlo.

Por su parte, el consejero de la Misión Dominicana ante la ONU, Francisco Álvarez, respondió que el relator especial contra el racismo siempre será bienvenido a su país, pero calificó su informe de prejuiciado.

“En un país donde más del 80% de la población es de ascendencia negra, no podemos hablar de racismo. En un país donde más de un millón de hermanos haitianos viven y conviven junto a los dominicanos no podemos hablar de racismo. El gobierno de la República Dominicana mantiene una política de amistad y de apoyo al gobierno y al hermano pueblo de la República de Haití, con la cual compartimos una sola isla”, puntualizó.

“Negamos categóricamente que en la República Dominicana exista el racismo o la discriminación racial”, concluyó Alvarez.

Noticias relacionadas