Nicaragua: ONU asiste a población damnificada por inundaciones

Share

25 de octubre, 2007 — Los organismos de la ONU, en colaboración con el gobierno de Nicaragua, asisten a los 24.000 damnificados por las inundaciones debidas a las fuertes lluvias que azotan al país desde hace doce días.

El temporal ha provocado inundaciones en varios departamentos, afectando a 200 comunidades. Hasta el momento se han confirmado al menos diez muertos, según datos de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Los informes preliminares indican que 1.900 viviendas sufrieron daños y 1.700 letrinas y 413 pozos fueron afectados, además de que 1.300 kilómetros de caminos y 59 sistemas de alcantarillado sufren perjuicios que afectan la vida de la población.

Max Bonell, oficial de Asuntos Humanitarios de la oficina regional de OCHA, explicó que Nicaragua también fue afectada recientemente por el huracán Félix, de categoría 5, en la zona atlántica.

Y las nuevas lluvias se suman a una zona muy vulnerable que es Larrán, dijo Bonell. “Es decir, que el país está enfrentando en la parte atlántica los estragos del huracán Félix y en la parte pacífica los estragos de estas lluvias intensas que han dejado hasta ahora más de 10 muertos y unas 31.000 personas afectadas”, recalcó.

El 22 de octubre, el gobierno nicaragüense declaró el estado de emergencia nacional.

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) enviaron una misión a las áreas afectadas para ayudar a movilizar a las brigadas y equipo médico con el objetivo de evitar cualquier epidemia.

El personal humanitario señaló que entre las necesidades inmediatas destacan los tratamientos de purificación de agua, medicamentos e insumos básicos para las familias alojadas en albergues temporales.

Noticias relacionadas