Irán: ONU insta al gobierno a aclarar temas pendientes de programa nuclear

Share

10 de septiembre, 2007 — El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) destacó hoy los avances logrados en verificación de los detalles del programa nuclear iraní, sin embargo, subrayó que aún quedan temas pendientes e instó al gobierno de Irán a aclararlos.

Mohamed El-Baradei, director general del OIEA, subrayó ante la Junta de Gobernadores que por primera vez Irán ha aceptado un plan de trabajo para completar las verificaciones dentro de un plazo determinado y afirmó que se trata de un paso en la dirección correcta.

“Naturalmente, la clave para mediar el compromiso de Irán será su voluntad de implementar el plan de trabajo en su totalidad y a tiempo. Esto requerirá cooperación activa de los iraníes y todas las medidas de transparencia que se necesitan para reconstruir la historia de su programa nuclear”, dijo El-Baradei.

Agregó que estas medidas incluirían acceso a instalaciones, documentos e individuos.

Indicó que la resolución de los asuntos pendientes en los próximos dos o tres meses, después de más de una década, será un buen punto de inicio para recuperar la confianza de la comunidad internacional en la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní.

El-Baradei reiteró el llamamiento a las autoridades de Irán a suspender todas las actividades de enriquecimiento de uranio y reanudar las negociaciones sobre su programa.

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, unió su voz al titular del OIEA y urgió al gobierno iraní a suspender el enriquecimiento de uranio.

En declaraciones a la prensa en Nueva York, Ban aseguró que es indispensable que Irán cumpla con los mandatos del Consejo de Seguridad.

“Además de lo que el OIEA ha discutido con Teherán, el gobierno iraní debe cumplir a cabalidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad”, enfatizó.

El órgano de seguridad de la ONU ha adoptado dos resoluciones que piden a Irán transparencia, además de estipular la suspensión del enriquecimiento de uranio. Ambos documentos incluyen sanciones.

En 2003, Irán aceptó que había ocultado sus actividades nucleares durante 18 años pese a formar parte del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

Noticias relacionadas