ACNUR pide a Líbano mantener protección a refugiados iraquíes

Share

07 de septiembre, 2007 — La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) instó hoy al gobierno libanés a que continúe protegiendo a los 40.000 iraquíes y solicitantes de asilo que se refugian en su territorio tras haber huido de la violencia en Iraq.

La Alta Comisionada adjunta, Erika Feller, se encuentra en Líbano para plantear a las autoridades de ese país la preocupación de la ONU por la detención de algunos de estos iraquíes.

Feller reconoció la actitud flexible y humanitaria de los libaneses hacia los refugiados de Iraq y destacó que es especialmente encomiable dados los desafíos de seguridad que afronta Líbano.

En este marco, la enviada del ACNUR pidió a las autoridades que encuentren un equilibrio entre las medidas de seguridad y la situación humanitaria de los iraquíes.

Durante una visita a la prisión de Roumieh, la más grande de Líbano, Feller conversó con los iraquíes detenidos, tomó nota de las condiciones en que viven y escuchó sus peticiones de ser ubicados en otro país.

Se calcula que en Roumieh se encuentran detenidos cerca de 400 iraquíes.

El portavoz en Ginebra del ACNUR, Ron Redmond, indicó que es muy preocupante que muchos de los refugiados sufran detenciones prolongadas, que algunas veces van más allá de la expiración de la sentencia, sin ninguna posibilidad de liberación a menos que acepten regresar a Iraq.

Líbano es el país de la región con más refugiados y solicitantes de asilo detenidos, añadió.

Noticias relacionadas