ACNUR pide a Pakistán que suspenda cierre de campamento de refugiados afganos

Share

22 de agosto, 2007 — La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) pidió hoy al gobierno de Pakistán que suspenda hasta el año entrante el cierre del campamento de Jalozai, que alberga a 100.000 afganos.

Las autoridades pakistaníes planean cerrar este centro de refugiados la semana entrante, pero el organismo de la ONU ha advertido que esta medida podría dar lugar a una crisis humanitaria puesto que la población no podría ser repatriada o reubicada antes del invierno.

Según un acuerdo entre Afganistán, Pakistán y el ACNUR, la repatriación de los refugiados afganos debe ser voluntaria y gradual, además de que debe ajustarse a las condiciones de seguridad y a la capacidad de absorción de la sociedad y economía afganas.

El acuerdo también plantea a los refugiados la opción de ser reubicados en otros campamentos en Pakistán, siempre y cuando éstos tengan la capacidad para recibirlos.

Pero dado el reducido plazo para el cierre de Jalozai, será imposible organizar un operativo de repatriación voluntaria, sostenible y en condiciones de seguridad, por lo que el ACNUR solicitó que se prorrogue hasta 2008 esta clausura del campamento.

Noticias relacionadas