PROGRAMA LATINOAMERICANO DE ACTIVIDADES EN POBLACION (PROLAP)


I. ANTECEDENTES

A fines de la década de 1950, la creación del CELADE marca el inicio de una etapa en la investigación y enseñanza de la demografía en la región. Durante los años 1960, lentamente se van creando otras instituciones en las que investigadores de diferentes disciplinas empiezan a diversificar la investigación en el campo poblacional. Los trabajos presentados a la Conferencia Latinoamericana de 1970, constituyen una muestra del desarrollo logrado hasta entonces.

Justamente, alrededor de 1970 los científicos sociales de la región interesados en el campo de la población deciden poner en marcha un foro de discusión e intercambio académico a nivel regional . El Grupo de Trabajo sobre Migraciones de la Comisión de Población y Desarrollo de CLACSO tuvo su primera reunión en 1971 y luego se crearon los Grupos de Trabajo sobre Reproducción de la Población y sobre Sistemas de Información Socio-demográfica. Era un momento en el que las preocupaciones se concentraban en la integración del estudio de la dinámica demográfica con el del análisis del cambio social y también en cómo vincular el estudio de aquélla con la amplia gama de los problemas del desarrollo. En 1973 la creación de PISPAL constituye, con características diferentes, otro ejemplo concreto de la necesidad de programas de carácter regional.

El estudio del cambio poblacional como parte de los procesos más amplios de cambio social, que se inicia con una reflexión crítica de los diversos enfoques utilizados, permitió la reformulación y adecuación de algunas propuestas teórico-metodológicas, el desarrollo de otras nuevas, el señalamiento y examen de nuevas áreas temáticas, la identificación de nuevos problemas, la construcción de una base empírica de conocimiento de los fenómenos demográficos mucho más completa, así como una visión más crítica de la información y los datos disponibles. Este quehacer regional permitió desarrollar una capacidad endógena de reflexión teórica y de producción de conocimiento en población, aportando elementos para la formulación de políticas, dentro de un irrestricto respeto por el pluralismo ideológico y la autonomía de decisión. El contenido y las características de esta perspectiva latinoamericana pueden encontrarse en los numerosos trabajos producidos .

Los significativos cambios que han ocurrido en las dimensiones y características de los fenómenos demográficos en los países de la región, así como los profundos cambios políticos producidos a nivel de algunos países y la aguda crisis económica regional, ponen en evidencia las diferencias entre las condiciones actuales (1985) y aquéllas vigentes alrededor de 1970. Debido a lo anterior y a pesar de los avances logrados, existe una creciente demanda insatisfecha en cuanto a información y conocimientos en materia de población, formación de recursos humanos de alto nivel y en relación a la reformulación, implementación y evaluación de las políticas de población. El aludido desarrollo institucional, si bien notable, es aún desigual e insuficiente entre los países de la región .

Dentro de este marco general se sitúan el hecho específico de la terminación del PISPAL en 1985 y las reflexiones tenidas en el seno de la Comisión de Población y Desarrollo de CLACSO, que han indicado la conveniencia de modificar su forma de operar. Ello coloca a la comunidad de centros vinculados al PISPAL y a la Comisión, ante la necesidad de formular un nuevo programa de actividades a nivel regional que, con carácter permanente, se iniciará a partir de 1986. Este Programa expresará, a través de la creación de una red latinoamericana de instituciones, la responsabilidad compartida, el compromiso y la activa participación de los centros de la región, organizados como Comisión de CLACSO.

Aquí se presentan los objetivos, líneas de actividad y aspectos organizativos del Programa Latinoamericano de Actividades en Población - PROLAP. El documento fue elaborado por el Comité ad-hoc de transición , sobre la base del trabajo preparado por la Comisión de Propuesta, el propio trabajo de revisión y ajuste del Comité ad-hoc y las conclusiones del Encuentro Latinoamericano de Centros con Actividades en Población (Campinas, setiembre 1985).

 

II. OBJETIVOS

a) General

El objetivo general del PROLAP es el fortalecimiento de una red institucional de centros de investigación y de docencia en población cuyas actividades posibiliten ampliar la capacidad existente para formar recursos humanos, realizar investigaciones que permitan profundizar en el conocimiento de los fenómenos de población, promover un mayor intercambio de experiencias y una mejor difusión y comunicación de resultados dentro de la región, y finalmente, estrechar los lazos de interacción con la comunidad académica internacional. El PROLAP tiene también como objetivo general constituirse en vocero y punto de referencia de la comunidad científica latinoamericana en el área de población. Todo esto con el fin de impulsar y reforzar, con resguardo del pluralismo académico e ideológico, la perspectiva latinoamericana sobre las cuestiones de población.

b) Específicos

Incorporar e interconectar el conjunto de las instituciones pertinentes, tendiendo a que en cada país exista una capacidad autónoma para el estudio y reflexión sobre materias que tratan de la población. Ello implica:

  1. Apoyar la consolidación de las instituciones en general y, en particular, de las de menor desarrollo relativo y aquéllas que puedan encontrarse en situaciones de emergencia,
  2. Incentivar el entrenamiento de investigadores y la creación de grupos nacionales de investigación en aquellos países donde no -existen, y
  3. Asegurar en la región un flujo permanente de información sobre las actividades de investigación y docencia en el campo de la población.

 

III. LINEAS DE ACTIVIDAD

Para cumplir con los objetivos anteriores, el PROLAP se propone desarrollar actividades de promoción y coordinación de la investigación, la docencia y la comunicación, que tengan como referencia la situación particular de los centros en su contexto nacional, así como las actividades de conjunto que se diseñen en términos subregionales y regionales.

Dada la propia configuración del PROLAP, el éxito del mismo dependerá de la participación activa y del compromiso de los centros e investigadores de la región que participen en él.

Actividades con énfasis nacional:

 

Actividades con énfasis regional y subregional:

 

 Para contribuir al avance del conocimiento en el campo de la población se propone las siguientes actividades:

Servir como ámbito para la discusión de políticas de investigación y enseñanza en materia de población y desarrollo.

 

IV. ORGANIZACION

Características generales

 

Las características de la organización del PROLAP se desprenden de su naturaleza, esto es, la de conformar una red de centros. Entre tales características conviene destacar las siguientes:

 

Estatuto Institucional y Organos

El PROLAP se organiza bajo la forma de una Comisión de CLACSO. En tal sentido, se encuentra sujeto al estatuto de CLACSO y se integra plenamente a la organización de éste, bajo el imperio de su Asamblea General, su Comité Directivo y su Secretaría Ejecutiva.

Desde el punto de vista de su organización interna, el PROLAP (en cuanto Comisión de CLACSO), contara con un Consejo de Centros y con un Comité de Coordinación integrado por: Un Coordinador General, tres Coordinadores de Area y un Representante del Consejo de Centros.

El Consejo de Centros será el organismo máximo interno del PROLAP integrado por todos los centros miembros del mismo. Se reunirá cada dos años en ocasión de la Asamblea General de CLACSO. Aprobará en primera instancia el reglamento y programa de actividades del PROLAP que serán so metidos posteriormente a las instancias correspondientes de CLACSO, y elegirá a los miembros del Comité de Coordinación. Asimismo, aprobará el presupuesto y recibirá el informe financiero de este Comité.

El Comité de Coordinación es el organismo de ejecución de las actividades del Programa. Aprueba en primera instancia el presupuesto del PROLAP y se hace cargo de su ejecución. Lo integran los Coordinadores de Area, un representante a título personal del Consejo de Centros y un Coordinador General. Todos los miembros del Comité serán elegidos por el Consejo de Centros del Programa y durarán dos años en sus funciones, pudiendo ser reelectos por una sola vez. Con la finalidad de garantizar la continuidad de la labor del Comité, se recomienda que el reemplazo de sus miembros no tenga lugar simultáneamente. El nombramiento del Coordinador General deberá ser sometido para su ratificación a las instancias correspondientes de CLACSO.

El Coordinador General será el encargado de relacionar el trabajo de los tres Coordinadores de Area; presidirá el Comité de Coordinación, servirá de nexo con la Secretaría Ejecutiva de CLACSO, y representará ante terceros, en estrecha relación con esa Secretaria, al PROLAP. En cambio se deberá evitar que el Coordinador General se constituya en una instancia de centralización de las actividades del PROLAP que puedan llevar a una excesiva burocratización.

Los Coordinadores de Area serán tres. Uno para el área de investigación, uno para el área de docencia y uno para el área de comunicación. Serán los responsables, en cada una de sus áreas, de cumplir con el plan de actividades aprobado y de impulsar y coordinar las tareas del PROLAP que emprendan los centros. Los Coordinadores de Area serán elegidos en la doble condición de académicos a título de sus cualidades personales y de miembros integrantes de un Centro. Por lo mismo, los Centros deberán facilitar en todo lo necesario el cumplimiento de las actividades del Coordinador de Area, y serán solidariamente responsables de la buena marcha de la Coordinación respectiva. Al efecto, el PROLAP buscará destinar a los respectivos Centros un monto adecuado para cubrir, en su totalidad o parcialmente, los costos en que deban incurrir por el hecho de ser sede de una Coordinación

Los Coordinadores de Area, el Coordinador General y el representante del Consejo de Centros deberán pertenecer a Centros distintos, procurando una representación subregional entre ellos.

 

Notas:

(1) IUSSP. Conferencia Regional Latinoamericana de Población, Actas 1 y 2, EL Colegio de México, México, 1972.

(2) En 1968 se creó la Comisión de Demografía, reformulada en 1971 como Comisión de Población y Desarrollo, ambas en el seno de CLACS0.

(3) Por ejemplo, las publicaciones de PISPAL, de los Grupos de Trabajo de la Comisión de Población y Desarrollo de CLACSO, y del Congreso Latinoamericano de Población y Desarrollo: UNAM, El Colegio de México y PISPAL: Memorias del Congreso Latinoamericano de Población y Desarrollo, 2 Vols., México, 1984.

(4) Rodríguez, Daniel, Evolución y Situación Actual de las Instituciones que Realizan Actividades en Población y Desarrollo en A. Latina, PISPAL, México 1984

(5) El Comité ad-hoc de transición estaba integrado por los representantes del CEBRAP, CEDDU, CEDEM, CERES, CIESU, CSUCA, IEE, la Comisión de Población y Desarrollo de CLACSO, PISPAL y Alfredo E. Lattes (que actuó como coordinador).

(6) La Comisión de Propuesta estuvo integrada por: José Joaquín Brunner, José Alberto Magno de Carvalho, Narda Henríquez, Carmen A. Miró, Alfredo E. Lattes y Susana Lerner.

 

Volver al menú principal