DECLARACION DE S. E. MIGUEL CÁRDENAS,
MINISTRO DE VIVIENDA DE LA REPÚBLICA DE PANAMÁ
 

VIGÉSIMO QUINTO PERIODO EXTRAORDINARIO DE
SESIONES DE LA ASAMBLEA GENERAL
PARA REALIZAR UN EXAMEN Y UNA EVALUACIÓN
DE LA APLICACIÓN DE LAS DECISIONES DE LA
CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS
SOBRE LOS ASENTAMIENTOS HUMANOS (HABITAT)

Nueva York, 8 de junio de 2001

 
 
Señor Presidente
Señores Delegados y Observadores

En nombre del Gobierno de Panamá y del Foro de Ministros y Autoridades Máximas del Sector Vivienda y Urbanismo de América Latina y el Caribe (MINURVI), constituye un honor compartir con ustedes esta tribuna, dentro del marco del Vigésimo Quinto Período Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General, para examinar y evaluar los resultados de la aplicación del Programa de Hábitat.

Hoy, luego de cinco años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos, celebrada en Estambul, aprovechamos la ocasión para renovar nuestro compromiso de continuar con la plena y progresiva ejecución de su Declaración y el Programa de Hábitat, que siguen y seguirán siendo las fuentes del desarrollo sostenible de los asentamientos humanos.

De conformidad con estos compromisos, los Ministros y Autoridades Máximas de Vivienda y Urbanismo de América Latina y el Caribe, reunidos en las ciudades de La Habana y Panamá, en el Octavo y Noveno Foro de MINURVI, respectivamente, y en la Conferencia Regional de América Latina y el Caribe Preparatoria del Período Extraordinario de Sesiones, celebrada en Santiago de Chile; foros de concertación de políticas, estrategias y colaboración para el desarrollo sustentable de los asentamientos humanos, con el apoyo técnico de la Oficina Regional de Hábitat y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, diseñamos las estrategias del Plan de Acción Regional, con el objetivo fundamental de evaluar cualitativamente las tendencias de las políticas ejecutadas por los países, y en especial los elementos que lo integran, lo que entre otros me permito señalar:

1. El logro de la equidad y el combate contra la pobreza urbana;
2. El desarrollo urbano y la productividad de los asentamientos humanos para mejorar la calidad de vida;
3. La vulnerabilidad de los desastres naturales;
4. El mejoramiento del medio ambiente;
5. La gobernabilidad y la participación; y
6. La eficiencia en las políticas y la gestión.

Más aún, en nombre de los gobiernos y los habitantes de nuestros países de América Latina y el Caribe solicitamos que en el informe de esta sesión de la Asamblea General, se incluyan tanto la Declaración de Santiago, como un reconocimiento explícito a la actualización de nuestro plan de acción regional.

Por otro lado, es propicia la ocasión para destacar, que en octubre del presente año, celebraremos en Caracas, Venezuela el X Aniversario de MINURVI, cónclave que tendrá como eje central temático aspectos evaluativos y reflexivos, y además de los principales lineamientos estratégicos de vivienda y asentamientos humanos, para los próximos años.

Señor Presidente:

Las estadísticas y los indicadores demuestran que efectivamente, la aplicación del Programa Hábitat en los países de América Latina y el Caribe, ha logrado significativos avances para proporcionar viviendas adecuadas a las personas más pobres de nuestra población; asegurando la tenencia de la tierra, reduciendo la degradación del ambiente y atendiendo los grupos más vulnerables de nuestra sociedad.

Aun con estos resultados y de los esfuerzos desarrollados por nuestros gobiernos, se mantienen profundas inequidades, surgidas por los efectos de la globalización y las deficiencias sociales de vieja data, que debemos en su momento considerar . Dentro del tema que ocupa nuestra atención, el Gobierno de Panamá ha dirigido sus esfuerzos, para ejecutar políticas y programas que garanticen el financiamiento de viviendas de interés social, de manera que con la participación decidida del sector privado, se avance hacia una reducción progresiva del déficit habitacional existente.

Paralelamente, se desarrollan acciones dirigidas a crear las condiciones necesarias para que las viviendas existan en un entorno urbano sostenible, agradable y seguro, impulsando instrumentos financieros al alcance de la población que enfrenta las mayores carencias de vivienda. Igualmente, se revitaliza el programa de lotes servidos para que, con el acceso al financiamiento correspondiente, las familias puedan construir su propia vivienda y vivir en forma digna, así como el Programa de Préstamos de Materiales; todo esto, en el contexto de una estrategia nacional de desarrollo urbano que sirva como guía a los Programas de Vivienda y para los Proyectos de Transporte Urbano.

Señor Presidente:

Para finalizar mi intervención ante este Vigésimo Quinto Período Extraordinario de Sesiones de la Asamblea General, encaminada a examinar y evaluar los resultados de la aplicación del Programa de Hábitat, extiendo mi más sincero deseo de que este sea un período fructífero de deliberaciones bajo su inspirada conducción y estamos convencidos que nos dará oportunidad de intercambiar ìdeas y experiencias, dirigidas a contribuir y a renovar el compromiso de lograr avances tangibles en beneficio de la humanidad.
 

Muchas Gracias
 
 
 
 
 
 
 

2