GUINEA ECUATORIAL

  Intervención

del

Excelentísimo Señor Don CANDIDO MUATETEMA RIVAS
Primer Ministro, Jefe de Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial.

27a Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada
a la Infancia
 

Nueva York, 8 de Mayo 2002

(Cotejar a la audición)




Señor Presidente,
Sus Excelencias Jefes de Estado y de Gobierno
Señor Secretario General,
Señores Delegados,
Señoras y Señores

Séame permitido ante todo cumplir con el deber de transmitirles a Ustedes y a todos los representantes de los Países amigos que participan en esta augusta Asamblea, los mas calurosos y sinceros saludos de Su Excelencia OBIANG NGUEMA MBASOGO, Presidente de la República de Guinea Ecuatorial a quien tengo el Alto honor de representar y que, por inaplazables obligaciones del Estado no ha podido compartir con Ustedes las reflexiones sobre el estado actual de los niños de nuestro planeta sometidos a numerosos traumas físicos y psiquicos que a todas luces hipotecan su futuro en tanto, que seres humanos llamados a asegurar la supervivencia y el desarrollo de la Humanidad.

Este período Extraordinario se celebra a solo ocho meses desde que en esta histórica Ciudad de Nueva York se produjeron el 11 de septiembre último, unos acontecimientos que han conmovido al mundo entero y que han hipotecado el optimismo solemnemente manifestado y plasmado en la histórica Declaración adoptada en la Cumbre del Milenio celebrada igualmente aquí en la Sede de las Naciones Unidas.

Por lo que, antes de continuar con mi intervención permitanme cumplir con el sagrado deber de renovar al Pueblo Norteamericano y a todas las familias aflijidas nuestro más profundo pésame por tan irreparables perdidas humanas y materiales por esta acción perpetrada por personas que son una verdadera amenaza a la paz y la estabilidad mundial.
 

Señor Presidente,
Distinguidos Delegados,

Nuestro encuentro de hoy se inscribe en el marco de nuestra preocupación sobre el desafortunado estado de nuestros Niños el mundo en general y de los países en vías de desarrollo en particular.

En efecto, la preocupación de la Comunidad Internacional y el ferviente deseo de todos de mejorar y garantizar la situación de la Infancia, se han manifestado en varias Declaraciones adoptadas por esta Asamblea, y muy particularmente  La Declaración Mundial sobre los Derechos del Niño y sobre la Supervivencia , la Protección y el Desarrollo del Niño en el Mundo.

Sin embargo, seguimos observando impotentes cómo los niños siguen siendo víctimas inocentes de los conflictos armados, de los malos tratos y de toda clase de injusticias sociales perpetrados por seres humanos mayores que ellos.
A todo ello hay que añadir la persistencia de las grandes pandemias como el SIDA, el paludismo, la tuberculosis, el hambre y la malnutrición,etc.

Todo ello fruto de la pobreza que afecta a mas de doscientos millones de niños en el mundo y con una incidencia nefasta en sus vidas.

En realidad, nuestra preocupación no solo debe centrarse en los Niños por el hecho de que son las primeras víctimas de estas calamidades. Un análisis concienzudo de la situación mundial de la Humanidad, revela que estamos frente a un inminente desastre que seria el resultado de la actuación del propio Hombre y que, desde luego, los Niños son las víctimas expiatorias.

Por tanto, debemos reflexionar para darnos cuenta de que la situación de inseguridad que envuelve a los Niños de hoy para su supervivencia y desarrrollo es el producto del comportamiento de la sociedad en la que viven. Nuestros Niños son el fiel reflejo de lo que hemos querido que sea el Mundo lleno de incertidumbre y de alerta permanente por la amenaza del propio hombre.

Somos los responsables de las guerras, de los actos terroristas, de las marginaciones de otros seres humanos por razones de raza, creencia religiosa o de opinión. Somos los destructores del medio ambiente y de los ecosistemas que amenazan la supervivencia de los seres humanos en la tierra, de entre ellos nuestros Niños en tanto que garantes del futuro.

Para mi Gobierno, la solución está en la erradicación de la pobreza para que sea posible el objetivo de garantizar a las futuras generaciones una vida mejor.
Sin embargo, no queremos un desarrollo que propugne el libertinaje de los Niños para acceder a los vicios contra la moral, bajo el pretexto de defender sus derechos y libertades. La libertad de los Niños debe circunscribirse en el libre pensamiento y expresión emanados de su carácter liberal, creativo y humanístico.
 

Señor Presidente,
Distinguidos Dignatarios:

Movido por este cúmulo de preocupaciones, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial no ha dejado de adoptar estrategias pertinentes para la protección de los derechos del Niño Ecuatoguineano con las siguientes acciones:

1.- La elaboración y adopción en 1991 de un Plan Nacional de Acción en favor del Niño y de la Mujer para el decenio 1991-2000.

2.- En 1942:

a) La ratificación en 1992 de la Convención sobre los Derechos del Niño.
b) La aprobación de la Ley General de Educación en 1992, que propugna el principio de la gratuidad y obligatoriedad de la enseñanza primaria.
e) La ejecución del proyecto Preescolar no Formal.
d) La ejecución del Programa Ampliado de Vacunación.
e) El reforzamiento de la Atención Primaria de Salud, para lograr una mayor participación comunitaria en la gestión de los servicios sociales.

3.- En 1996:

a) La promulgación en el año 1996, de la Ley sobre Planificación Familiar que regula las bases para la protección de la Madre y del Niño.

b) En el mismo año, en colaboración con el UNICEF, se organizó el Primer Foro Nacional sobre la Implementación de la Convención de los Derechos del Niño. El objetivo de dicho foro consistió en la evaluación a medio termino del Plan Nacional de Acción.

4.- En 1997:

a) La creación del Comité Nacional de los Derechos del Niño, como una plataforma organizativa para la implementación de la Convención.

b) La celebración de la Primera Conferencia Económica Nacional, mediante la cual se adopta la Estrategía Económica de mediano plazo. En esta Conferencia el Gobierno decidió asignar un 40 % del gasto público total al sector social, distribuido como sigue:

Educación y ciencia 15%
Sanidad y bienestar social 10%
Asuntos sociales y condición de la Mujer 4%
Juventudes y deportes 3%
Cultura 3%
Medios de comunicación 3%
Sector laboral 2%
Actividades de la población 1%

c) La celebración del Foro Nacional sobre la Educación.

d) La implementación en el país de un programa de desarrollo local cuyos objetivos son: promover el desarrollo económico y social local, el diálogo entorno a la descentralización y fortalecer la sociedad civil impulsando su participación en el desarrollo.

e) La ejecución del Proyecto Alivio a la Pobreza que tiene como objetivo mejorar el nivel de vida de las capas sociales más vulnerables, mediante la concesión de créditos para la financiación de microproyectos

8.- En 1999 la promulgación de la Ley sobre el Régimen de las Organizaciones no Gubernamentales. Actualmente varias ONGs y asociaciones operan en el país, de entre ellas, tres se ocupan de los Niños.

9.- La elaboración del Informe Inicial sobre la implementación de la Convención de los Derechos del Niño.

Señor Presidente:
Estimados Dignatarios

La ciencia y la tecnología, constituyen el mejor vehículo para fortalecer las relaciones entre los Países y asegurar el desarrollo integral de los Niños, de lo contrario, estamos incrementando y heredando a las futuras generaciones, el abismo que separa a los Países desarrollados y los de en Vía de Desarrollo.

Guinea Ecuatorial, reconoce que grandes esfuerzos se han realizado y queda mucho por hacer y estamos muy convencidos de que con el concurso de la Comunidad Internacional, podremos lograr un mundo digno para los Niños y con los Niños.

No quisiera terminar mi intervención sin aprovechar esta ocasión, para agradecer en nombre del Gobierno y Pueblo de Guinea Ecuatorial al Señor Presidente de la Asamblea General, al Secretario General, y al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) por el constante apoyo material, financiero y técnico que hemos recibido a lo largo de los últimos diez años, que ha supuesto un importante soporte para el alcance de los objetivos trazados.

Agradecimientos que hacemos extensivos al Gobierno y Pueblo de los Estados Unidos de América, por la hospitalidad que mi delegación y yo hemos sido objeto desde nuestra llegada a esta bella Ciudad de Nueva York.

Concluyo, Señor Presidente, pidiendo que por el futuro de la Humanidad y en el espíritu de esta Organización Mundial, levantemos las barreras que impiden el desarrollo integral de los habitantes de nuestro Planeta. Con ello, habremos dicho "Sí por los Niños" y dado un gran paso hacia adelante en la honorable tarea de construir "Un mundo justo para los Niños ".
 

MUCHAS GRACIAS