EL SALVADOR


Señor Presidente:

 Permítame expresar en nombre del Gobierno de El Salvador nuestros sinceros agradecimientos por los importantes esfuerzos realizados, en coordinación con el Secretario General de las Naciones Unidas, para organizar este período extraordinario de sesiones de la Asamblea General dedicado a examinar el problema del VIH/SIDA en todos sus aspectos. Una pandemia que se ha convertido en uno de los más formidables desafíos para la vida y la dignidad humana en el nuevo milenio.

Señor Presidente:

El Salvador es el país más densamente poblado de Centroamérica y uno de los más seriamente afectados por desastres naturales en los últimos años, como el Huracán Mitch y los dos terremotos de enero y febrero de 2001; vulnerable además a condiciones económicas externas coyunturales, como el aumento en los precios del petróleo y la disminución en los precios internacionales del café; esto en el contexto de los esfuerzos nacionales para consolidar los avances democráticos y de reconstrucción nacional resultantes de un contexto de post guerra civil, que han requerido de ingentes recursos económicos, pero sobre todo de recursos humanos educados, capacitados, saludables y participativos.

El Salvador reconoce que la pandemia del VIH/SIDA tiene todo el potencial para convertirse en una poderosa limitante a nuestro desarrollo, ya que su incidencia al nivel nacional ha venido aumentando en forma progresiva y acelarada en los últimos años.

Dada su causalidad estructural y su arraigo social, esta epidemia requiere una respuesta efectiva y contundente, en donde cada uno de los actores sociales tiene un papel fundamental que desarrollar. El Gobierno de El Salvador en congruencia con esta realidad impulsa un esfuerzo unificado con las organizaciones no gubernamentales, agrupadas en PREVENSIDA y con organismos de cooperación internacional, incluida ONUSIDA, para hacer frente a esta pandemia. Gracias a estos esfuerzos, el trabajo en conjunto con todas estas organizaciones está logrando permear a nivel local, nacional y en la subregión Centroamericana.

Señor Presidente:

El Gobierno de El Salvador ha establecido alianzas con todos los grupos de interés sobre el tema, logrando con ello resultados importantes, entre los cuales deseo destacar:

1. Un plan estratégico de prevención y control de las ITS y el VIH/SIDA, en el cual se contemplan además de las estrategias para el abordaje del problema, el papel específico que cada una de las 23 organizaciones participantes desarrollará en el país; así como los aportes económicos de cada una de éstas para fortalecer y ejecutar dicho plan.

2. Una propuesta de Ley nacional del SIDA, elaborada en forma participativa y que a través de la iniciativa de ley del Ministerio de Salud será presentada en breve a la Asamblea Legislativa. Es importante señalar que los insumos que surjan de ésta Sesión Especial de la Asamblea General serán incorporados en dicha ley, a fin de hacerla congruente con nuestros compromisos internacionales.
3. Fortalecimiento y ampliación de nuestra respuesta en el manejo integral de las personas infectadas y enfermas. En este campo, el Ministerio de Salud ha adoptado nuevas técnicas de laboratorio para el adecuado manejo y seguimiento de los pacientes. Se tamiza el 100% de la sangre colectada en todos los bancos de sangre del país; se ha capacitado al personal de salud para la consejería pre y post test; y se iniciarán en breve, las operaciones de una línea confidencial de cobertura nacional, manejada por personal debidamente capacitado.

4. Actualización de las normas nacionales de manejo de las ITS y el VIH/SIDA y de los protocolos de tratamiento con participación amplia de grupos de interés, sectores profesionales y académicos, con asesoría de expertos internacionales.

5. Se mantiene una vigilancia epidemiológica al nivel nacional, con lo cual orientamos nuestras políticas para el manejo y control, así como para la focalización del tratamiento. Al respecto, se ha iniciado el tratamiento con antirretrovirales para adultos, niños y mujeres embarazadas, a fin de disminuir la transmisión vertical de la enfermedad.

6. Sobre los programas de promoción y fomento de la salud, el Gobierno de El Salvador promueve un enfoque intersectorial, el cual cuenta con la participación de otras instancias gubernamentales como la Secretaría Nacional de la Familia, Ministerios de Gobernación, Educación, Salud Pública y Asistencia Social, el Instituto Nacional de los Deportes, la Cruz Roja Salvadoreña, el Instituto Salvadoreño de Protección al Menor, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y la Polícia Nacional Civil. Estos programas están dando particular énfasis a los y las adolescentes en un esfuerzo para promover valores y prácticas de vida saludables.

Señor Presidente:

 El Salvador considera importante impulsar un enfoque subregional del problema, a través de instancias como la RESSCAD, COMISCA, y la SICA, foros idóneos para el establecimiento de estrategias comunes de lucha, para quienes también pedimos un fuerte apoyo; ya que es en este contexto centroamericano, en el que esperamos alcanzar un mayor impacto de los programas, dado el enorme y dinámico flujo de intercambio de bienes y servicios, y de ciudadanos entre nuestros países.

 Finalmente, el Gobierno de El Salvador apoya firmemente los esfuerzos de la Asamblea General para la creación del Fondo Mundial para el VIH/SIDA, el cual contribuirá a crear una barrera de contención para dicha pandemia, al enfocar su apoyo a la promoción de la salud, la prevención de la enfermendad y el tratamiento oportuno de las personas afectadas.

 El Salvador está convencido que en esta pandemia todos somos vulnerables; es por ello que la comunidad internacional debe dar una respuesta congruente y contundente a este desafío. Consideramos que el momento es propicio para una reflexión profunda sobre los mecanismos efectivos que nos permitan enfrentar los problemas comunes a toda la humanidad.
 

Muchas gracias.