ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

RIO+20 El futuro que queremos

RIO+20 El futuro que queremos

Yao Chen: El futuro que queremos

Yao Chen

Solia cerrar los ojos y trataba de imaginarme cómo sería mi futuro y mi visión era la de un mundo tal como era 20 años atrás. Lo que deseaba en mi futuro era la regeneración de la naturaleza.

En los hermosos recuerdos de mi infancia, las luciérnagas, que eran mis mejores amigas, lanzaban destellos en la oscuridad. Lamentablemente, ya no se las puede ver en nuestras ciudades. Cada vez que intento describir estas pequeñas criaturas a mi audiencia de niños de seis o siete años, me miran como si estuviera hablando de los duendes mágicos de un cuento de hadas. Ninguno de estos jóvenes habitantes de las ciudades modernas ha visto una sola luciérnaga en su vida.

Mis recuerdos de infancia me transportan a aquellas maravillosas noches de verano en nuestro patio, cuando mi abuelita colgaba un mosquitero del árbol de magnolias. Yo me sentaba junto a mis hermanos contemplando el cielo estrellado, mientras que las luciérnagas brillaban como meteoros que cruzaban el cielo, yo levantaba la mosquitera para que los pequeños duendes pudieran entrar. Las pequeñas criaturas volaban bajo nuestra red y la iluminaban como si fuera un castillo encantado. Recuerdo cuando una de ellas, cansada de volar, terminó posándose sobre mi hombro, su luz intermitente, como un destello de confianza, brilló a mí alrededor y me guió hacia dulces sueños.

El cielo estrellado, las colinas verdes y el agua cristalina, unidos a las bandadas de hermosas luciérnagas, forman partes de mis más preciados, pero irrecuperables, recuerdos infantiles. Pero, ¿dónde se han ido las luciérnagas? «Los lugares en los que nacimos se están apagando lentamente», dijo cierta vez un poeta. Nublados por deseos materiales, los seres humanos hemos derribado y renovado innumerables ciudades en nombre del «progreso». Cuando pienso en aquellos lugares, ahora desaparecidos, solo puedo sentir pérdida, no futuro.

George Bernard Shaw esperaba poder dejar un mundo mejor del que había encontrado. Su deseo es también mi esperanza más sincera.

Yao Chen es una de las actrices más famosas de China. Trabaja activamente en causas humanitarias y es socia de honor de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para China.