ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

RIO+20 El futuro que queremos

RIO+20 El futuro que queremos

Arzobispo Tutu: El futuro que queremos

Archbishop Tutu

Desearía comenzar con un proverbio keniano. Nos fue comunicado a mí y a otros ancianos por un joven activista procedente del Oriente Medio:

«El mundo no os fue entregado por vuestros padres y madres; os fue otorgado en préstamo por vuestros hijos.»

Esas palabras son elocuentes acerca del futuro al que aspiro, que es todo lo que la gente quiere para sus propios hijos y para los hijos de sus hijos. Una sociedad equitativa. Un planeta saludable. Un aire limpio. Agua potable. Buenos empleos. Seguridad en el suministro de energía. Seguridad en el suministro de alimentos.

El derecho a desarrollarnos de manera sostenible.

Un mundo sin pobreza.

Y hay una demanda en la que siempre insisto: ¡Quiero un mundo dirigido por mujeres! Las mujeres tienen en su ADN dar vida, atender, cuidar con gentileza y dedicación. Es lo que necesitamos. Si usted piensa que la idea es débil, vaya a Liberia y vea cómo las mujeres, sin armas de fuego, ¡pusieron fin a la guerra! Y hasta que tengamos un mundo dirigido por mujeres, yo quiero que haya igualdad para las niñas y las mujeres.

El proverbio que mencioné al comienzo nos fue comunicado en momentos en que los ancianos estábamos debatiendo esta misma cuestión, el futuro al que aspiramos, con algunos inteligentes jóvenes activistas: Esther de Nigeria, Sara de Suecia, Marvin de China, y Pedro del Brasil. Nuestro diálogo se denomina «Ancianos+Jóvenes», y nuestras aspiraciones están firmemente determinadas por la infrecuente y hermosa oportunidad que ofrece la Cumbre de Río, y toda la ardua labor que será necesario realizar después..

Para un anciano como yo, es realmente maravilloso tener una conversación con esos asombrosos jóvenes que abarca todo el planeta, por medios digitales, y establece nexos entre las generaciones.

Esta conversación abre todo un ámbito de posibilidades y nos recuerda que, en última instancia, el planeta que tengamos dentro de 20 años tendrá sus raíces en las oportunidades que ofrezcamos hoy a los jóvenes, de los cuales hay 3.000 millones: la mitad de los habitantes del mundo.

Mis ancianos camaradas han estado expresando su preocupación por el estado de las negociaciones en las etapas preliminares de la Cumbre de Río y han exhortado a los líderes mundiales a no desperdiciar esta oportunidad.

Pero el increíble talento y la enorme energía de estos inteligentes jóvenes también me colma de esperanza. Si pudiéramos darles un impulso inicial, pienso que su generación podría lograr el futuro al que aspiramos, líderes que serán más enérgicos, tendrán perspectivas más amplias a escala mundial y estarán más comprometidos en pro de adoptar decisiones para el bien común.

Ellos pueden tener éxito, allí donde nosotros hemos fracasado.

Si esos jóvenes pasan a ocupar cargos directivos, mis bisnietos estarán realmente en buenas manos.

Desmond Tutu es Arzobispo Emérito de la Ciudad de El Cabo, Laureado con el Premio Nobel y Presidente de The Elders, , un grupo independiente de líderes mundiales que colaboran en pro de la paz, la justicia y los derechos humanos.