ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

RIO+20 El futuro que queremos

RIO+20 El futuro que queremos

Según un nuevo informe de la ONU sobre el hambre en el mundo, una de cada ocho personas está crónicamente desnutrida a nivel mundial

 

Una de cada ocho personas se va a dormir con hambre cada día9 de octubre de 2012 - Casi 870 millones de personas, es decir, una de cada ocho, sufren de desnutrición crónica, y la gran mayoría vive en países en desarrollo, según un nuevo informe de las Naciones Unidas que se ha dado a conocer hoy.

El informe 870 millones de personas padecen hambre en el mundo «El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo, 2012», que publicaron conjuntamente la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), afirma que el número de personas que padecen hambre en el mundo disminuyó en 132 millones entre 1990-92 y 2010-12. La meta 1.C del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (reducir a la mitad antes de 2015 la proporción de personas que padecen hambre en países en desarrollo) estará al alcance de la mano si se toman las medidas adecuadas necesarias. Sin embargo, desde 2007-2008, el progreso global de reducción del hambre se ha desacelerado y estabilizado.

ODM 1: 2015. La Meta 1.C del 1º Objetivo de Desarrollo del Milenio, reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre en países en desarrollo para 2015, aún se puede conseguir. Según el informe, la distribución de las personas que padecen hambre en los países en desarrollo ha cambiado en los últimos 20 años, debido a que los progresos en la reducción del hambre han sido desiguales. La proporción de personas desnutridas en las regiones en desarrollo del sudeste y este de Asia experimentó el mayor descenso entre 1990-92 y 2010-12 (del 13,4% al 7,5%, y del 26,1% al 19,2%, respectivamente), mientras que la de América Latina también disminuyó, del 6,5% al 5,6%. En el otro extremo se sitúa el África subsahariana, que ha experimentado el aumento más acentuado en el número de personas desnutridas, del 17% al 27%.

El número de personas que padecen hambre en el África subsahariana va en aumentoSegún el informe de la FAO, el crecimiento agrícola es especialmente eficaz para reducir el hambre y la malnutrición. La mayoría de los que viven en situación de extrema pobreza dependen en gran parte de la agricultura y de otras actividades relacionadas para su subsistencia. El informe sugiere que el crecimiento agrícola en el ámbito de los pequeños productores, especialmente de las mujeres, será lo más eficaz para la reducción del hambre y la pobreza extrema, cuando aumenten los ingresos derivados del trabajo y se genere empleo para las personas pobres.

Más sobre el informe

 


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación
de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Diciembre de 2012.