ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

RIO+20 El futuro que queremos

RIO+20 El futuro que queremos

Reforzando el multilateralismo para la sostenibilidad

Los ministros debaten sobre el futuro de la cooperación internacional

 

Cartel: Construyendo el futuro que queremos. Embárcate en el viaje hacia el futuro sostenible

Una cosa fue tomar decisiones en RIO+20 en junio para avanzar hacia el desarrollo sostenible. Ponerlas en prácticas es otra. Teniendo en cuenta esta idea, más de 50 ministros gubernamentales se reunieron en Nueva York durante la Asamblea General para debatir sobre cómo mejorar el sistema multilateral para cumplir las promesas de Rio.

Los funcionarios y ministros de las Naciones Unidas llegaron a la conclusión de que debía haber más de las tres «c»; más coherencia, coordinación y colaboración.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, dijo que un sistema multilateral reforzado debe ser capaz de afrontar tanto las necesidades inmediatas como los grandes desafíos en materia de desarrollo sostenible; desde la pobreza, las altas tasas de desempleo y la inseguridad alimentaria hasta la pérdida de la biodiversidad y el cambio climático, pues en eso consiste ser coherentes y estar coordinados.

Según el Presidente del Consejo Económico y Social, MilošKoterec, lo que se necesita es un «replanteamiento general del sistema». En su intervención en la apertura de la Reunión Ministerial Especial Disponible en inglés bajo el lema «Construyendo el futuro que queremos», dijo que debía haber una coherencia normativa mucho mayor en los pilares económicos, sociales y medioambientales.

Los ministros, en colaboración, declararon que el desarrollo sostenible solo se puede conseguir con una amplia alianza entre pueblos, gobiernos, sociedad civil y el sector privado, tal y como se afirma en «El futuro que queremos», el documento final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Rio+20).

Todos los participantes convinieron en la necesidad de tomar medidas enérgicas, dada la magnitud de los problemas del mundo. El Ministro de Desarrollo Internacional de Noruega aseguró que su intención no era reforzar el Consejo Económico y Social o las Naciones Unidas por su propio interés, sino por el de todos; no hay un plan B porque tampoco hay un planeta B.

Con anterioridad a la Reunión ministerial especial, el público general formuló preguntas a los ministros participantes del Consejo Económico y Social sobre diversos asuntos, desde las energías renovables hasta la educación para el desarrollo sostenible, a través de un foro en línea.

Al responder a las preguntas y debatir sobre el sistema multilateral reforzado, los ministros destacaron la importancia de la colaboración de los grupos interesados; la sociedad civil y los sectores académico, juvenil y privado. Convinieron en que una mayor participación de la sociedad civil y el sector privado supondría una mayor implicación de las partes interesadas.

Los ministros también acordaron que elaborar y consensuar un marco de desarrollo posterior a 2015 debía ser cada vez más una prioridad, a medida que se acerca la fecha señalada para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El Ministro de Asuntos Exteriores de Finlandia declaró que este era uno de los asuntos más importantes a los que se enfrentaba la comunidad internacional, e instó al Consejo Económico y Social a que comenzara a elaborar una normativa responsable en lugar de dedicarse al mero ejercicio académico. El Representante de Sri Lanka también dijo que las interacciones entre las partes interesadas no debían limitarse a un simple intercambio de ideas, sino que debían traducirse en medidas concretas.

Muchos oradores hicieron hincapié en la necesidad de entrelazar los tres pilares del desarrollo sostenible: el económico, el social y el medioambiental, para cumplir los objetivos y preparar la agenda posterior a 2015. El Representante de Ecuador sugirió la inclusión de componentes políticos y culturales en el marco de desarrollo sostenible.

Más sobre la Declaración Ministerial Documento PDF en inglés

 


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación
de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, Diciembre de 2012.