ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Secretario General Ban Ki-Moon

Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Mundial de los Docentes

5 de octubre de 2012

Ningún sistema educativo es mejor que sus maestros. Los maestros son los custodios del aprendizaje; imparten conocimientos, valores y aptitudes y, en sus mejores momentos, alientan las expectativas y los talentos de los jóvenes y les ayudan a convertirse en ciudadanos productivos.

Sin embargo, es muy frecuente que los maestros no reciban el reconocimiento y el apoyo que merecen. El Día Mundial de los Docentes nos recuerda la inmensa responsabilidad que recae sobre ellos, así como las dificultades a las que deben hacer frente, sobre todo en estos tiempos difíciles para la economía mundial. No debemos permitir que los maestros y los niños paguen el precio de la crisis; tenemos que proteger nuestros sistemas educativos de las presiones financieras y las limitaciones presupuestarias actuales.

Una de las prioridades de mi nueva iniciativa mundial denominada “La educación ante todo” es contratar y capacitar más personal docente. El mundo necesita unos 2 millones más de maestros para lograr el objetivo de desarrollo del milenio relativo a la educación primaria universal en 2015. La falta de maestros socava no solo el avance en los niveles de matriculación en educación primaria, sino también los esfuerzos orientados a mejorar las escuelas y el entorno de aprendizaje.

También debemos asegurarnos de que los maestros estén bien preparados y cuenten con el apoyo necesario. Sin maestros capacitados, no puede haber educación de calidad. La formación inicial y en el lugar de trabajo es crucial, como lo son las buenas condiciones laborales, la remuneración acorde con la tarea y las oportunidades de desarrollo profesional.

Los propios maestros tienen la responsabilidad de crear entornos seguros que favorezcan el desarrollo de los niños. También pueden tener una gran importancia como modelos de tolerancia, civismo y solidaridad con los desfavorecidos, función que espero que todos desempeñen.

En el Día Mundial de los Docentes, rindo homenaje a los millones de maestros de todo el mundo que, con pasión y con talento, trabajan por el desarrollo de sus alumnos y cuya influencia en nuestro mundo puede llegar a ser muy profunda. Reconozcamos que invertir en los maestros es una decisión inteligente con vistas a nuestros esfuerzos por construir economías fuertes, sociedades cohesionadas y un futuro de dignidad y oportunidades para todos.