logo

Mensaje del Secretario General sobre el Día Mundial de la Población

11 de julio de 2010

Este año unos 60 países están recabando datos y contando a sus habitantes como parte del proceso de censo de 2010. El censo es la única operación estadística que abarca a la totalidad de la población en todas las zonas de un país. El UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) y otros asociados prestan apoyo a esta ingente labor en muchas partes del mundo.

La disponibilidad de datos fidedignos es un componente esencial de la gobernanza, la transparencia y la rendición de cuentas. Los datos sobre la población ayudan a los dirigentes y a los encargados de formular políticas a adoptar decisiones bien fundamentadas sobre políticas y programas encaminados a reducir la pobreza y el hambre y promover la educación, la salud y la igualdad entre los géneros. También se necesitan datos exactos para responder con eficacia a las crisis humanitarias.

El lema del Día Mundial de la Población de este año es «Todos contamos». Al ser contados nos hacemos visibles. Esto reviste especial importancia para las mujeres y los jóvenes. Los datos que se clasifican por género y edad pueden dotar a los responsables de adoptar decisiones a nivel nacional de una mayor capacidad de respuesta a los derechos y necesidades de las mujeres y los jóvenes y contribuyen a construir una sociedad más equitativa y próspera.

Resulta prometedor el hecho de que muchos de los países que en el pasado no han logrado elaborar censos nacionales en esta ocasión hayan anunciado resultados satisfactorios. El próximo paso consistirá en lograr que los datos obtenidos se utilicen para formular planes y políticas basados en datos empíricos que permitan ofrecer mejores oportunidades a las generaciones presentes y futuras.

En este Día Mundial de la Población, exhorto a los responsables de adoptar decisiones en todo el mundo a tener presentes a todas y cada una de las personas. Solo si tenemos en cuenta las necesidades de todos los hombres y mujeres, niñas y niños, podremos lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio y promover los valores comunes de las Naciones Unidas.