logo

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis

24 de marzo de 2009

Las medidas que se están tomando en todo el mundo para detener la tuberculosis están dando resultado. La epidemia sigue declinando. Sin embargo, esa declinación es demasiado lenta y la tuberculosis todavía causa la muerte de una persona cada 20 segundos. Millones de personas reciben tratamiento merced a actividades nacionales coordinadas, pero otras tantas todavía quedan fuera del alcance de esas actividades. Si no aceleramos nuestra acción, un mayor número de personas contraerán la enfermedad.

Actuando conjuntamente, debemos ayudar a prevenir la infección, descubrir mucho antes los casos de enfermedad y ofrecer tratamiento a todos. Tenemos la Estrategia "Alto a la tuberculosis" que puede permitirnos hacerlo y un Plan mundial para detener la tuberculosis que marca el rumbo que hay que seguir, pero lo que estamos haciendo todavía no es suficiente.

Debemos redoblar nuestros esfuerzos para combatir las formas multirresistentes y extremadamente resistentes de la tuberculosis. También tenemos que seguir luchando contra la coepidemia de la tuberculosis y el VIH.

Me complace observar el compromiso de gobiernos, organizaciones multilaterales, organizaciones no gubernamentales, fundaciones, empresas, círculos académicos e investigadores que trabajan para contener y reducir la propagación de la enfermedad y perseverar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En estos momentos de crisis económica, debemos proteger las inversiones en salud en todo el mundo, en particular para proteger a los grupos más vulnerables. La cooperación mundial en la lucha contra la tuberculosis y con respecto a todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio es indispensable en la tarea que tenemos por delante. Mirando al futuro, tenemos que crear y fortalecer vínculos de asociación para que sea posible usar las soluciones que ahora sabemos que son eficaces. También tenemos que demostrar capacidad de innovación para prevenir la enfermedad, salvar vidas y asegurar la prosperidad de todos.