logo

Mensaje del Secretario General en el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial

21 de marzo de 2009

En esta misma fecha en 1960, la policía dio muerte a tiros a 69 manifestantes en el municipio de Sharpeville en Sudáfrica, mientras protestaban pacíficamente contra las leyes "de pase" impuestas por el régimen de apartheid. Muchas personas más, entre ellas mujeres y niños, resultaron heridas. Una ola de repugnancia recorrió el mundo. Al proclamar el 21 de marzo Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, la Asamblea General quiso honrar la memoria de las víctimas de la masacre y condenar el racismo.

Posteriormente, el sistema de apartheid de Sudáfrica ha sido desmantelado. Las leyes y prácticas racistas han sido abolidas en muchos países, y hemos establecido un marco internacional para la lucha contra el racismo, guiados por la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial. Actualmente la Convención se encuentra próxima a la ratificación universal, y sin embargo, en muchas regiones son demasiadas las personas, comunidades y sociedades que sufren la injusticia y el estigma que trae el racismo.

El mes próximo, se reunirán en Ginebra representantes gubernamentales y de la sociedad civil para examinar los progresos logrados desde que se celebrara en Durban la Conferencia Mundial de 2001 contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia. En los años transcurridos, el mundo ha sido testigo de un inquietante aumento de las denuncias de odio e intolerancia, vinculado en parte al terrorismo y al aumento de las migraciones. La Conferencia de Examen es una buena oportunidad para que los países intercambien experiencias, determinen cuáles son las mejores prácticas y reafirmen su compromiso de luchar contra el racismo. El racismo existe en todos los países, e insto a todos los países a que se unan para combatirlo.

El artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos afirma que "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos". El Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial nos recuerda que somos colectivamente responsables de promover y proteger ese ideal. Juntos, hemos de fortalecer nuestro común empeño en poner fin a la discriminación racial y la xenofobia dondequiera que éstas se produzcan.