logo

Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Mundial de la Alimentación

«Conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis»

16 de octubre de 2009

La seguridad alimentaria y nutricional es el fundamento de una vida digna, una educación sólida y, de hecho, de la consecución de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En los últimos dos años la volatilidad de los precios de los alimentos, la crisis económica, el cambio climático y los conflictos han provocado un aumento espectacular e inaceptable del número de personas que no pueden dar por seguro que van a obtener los alimentos que necesitan para vivir, trabajar y prosperar. Por primera vez en la historia, más de 1.000 millones de personas padecen hambre.

Los elevados precios de los alimentos se resisten a bajar en todos los países en desarrollo. Debemos atender las necesidades de quienes padecen hambre, en primer lugar garantizando un apoyo político y financiero adecuado a la asistencia alimentaria de emergencia. Este año, «conseguir la seguridad alimentaria en época de crisis» es el tema del Día Mundial de la Alimentación y de la campaña TeleFood de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Con él se pone de manifiesto la necesidad de redoblar los esfuerzos por respetar la dignidad de quienes se ven afectados por el hambre y la pobreza y apoyar a los hombres y mujeres comprometidos que a menudo ponen su vida en peligro para prestar ayuda.

En segundo lugar, debemos invertir en la producción y distribución de alimentos. El año pasado establecí un Equipo de Tareas de Alto Nivel sobre la crisis mundial de la seguridad alimentaria cuyo marco de acción amplio presenta una estrategia para facilitar redes de seguridad y asistencia a los pequeños agricultores y, a más largo plazo, prestar apoyo a la productividad y la capacidad de recuperación de la agricultura, los planes de protección social, el acceso a los mercados y el comercio justo.

Las naciones se están movilizando para actuar. En julio, 26 países y 14 organizaciones multilaterales acordaron colaborar en el marco de la iniciativa de L'Aquila sobre la seguridad alimentaria. La Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria, que se celebrará el próximo mes en Roma, ofrece otra oportunidad de prestar especial atención a las estrategias regionales e impulsadas por los países, las alianzas en el ámbito nacional y el incremento del nivel de asistencia.

Las dificultades que encuentra la seguridad alimentaria exigen determinación, creatividad y liderazgo a escala multilateral. En esta época de crisis aliento a todas las naciones a que emprendan estrategias amplias y coordinadas de desarrollo agrícola y protección social eficaz para que las personas vulnerables, en particular las mujeres y los niños, obtengan los alimentos necesarios para garantizar su seguridad nutricional y su bienestar.