logo

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional para la Tolerancia

16 de noviembre de 2008

La tolerancia es la base de la comprensión y el respeto mutuos. Es una concepción de la vida que permite que florezca la rica diversidad de culturas del mundo. Es también la piedra angular de nuestros esfuerzos por fomentar la armonía mundial. Como se señaló en la Declaración de Principios sobre la Tolerancia de la UNESCO, de 1995, la tolerancia es "la virtud que hace posible la paz [y] contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz".

La promoción de la tolerancia es especialmente importante en esta época de rápido aumento de la globalización, la movilidad y la interdependencia. La diversidad es un activo de inestimable valor, pero es también posible fuente de tensiones. La tolerancia puede contribuir a evitar conflictos, puede ayudar a impedir que aparezcan teorías de superioridad racial o cultural y puede ayudar a las sociedades a superar progresivamente arraigados prejuicios y estereotipos negativos.

La tolerancia no debe confundirse con la claudicación o la condescendencia. La auténtica tolerancia significa apertura, curiosidad y comunicación. La tolerancia va de la mano del conocimiento y la comprensión. La educación es una de las mejores formas de prevenir la intolerancia, pues pone de manifiesto las semejanzas entre las personas y fomenta un sano respeto de las diferencias.

La tolerancia tampoco debe confundirse con la indiferencia. Ser tolerante no significa ser pasivo frente al racismo, la xenofobia o la exclusión ni guardar silencio cuando las minorías, los refugiados, los trabajadores migratorios y otros grupos vulnerables sufren abusos. La tolerancia nos exige a todos que actuemos y salgamos en defensa de todas las personas privadas de sus derechos y libertades fundamentales.

En el Día Internacional para la Tolerancia, y en el año en que celebramos el 60° aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, hago un llamamiento para que todos renovemos nuestro compromiso con la tolerancia y redoblemos nuestros esfuerzos para lograr, gracias a la tolerancia, el objetivo de una cultura mundial de armonía y paz que perseguimos desde hace tanto tiempo.