logo

Mensaje del Secretario General con motivo del Día de la Industrialización de África

20 de noviembre de 2008

La celebración del Día de la Industrialización de África tiene lugar este año en un momento difícil. El mundo atraviesa una crisis financiera. Los precios de los alimentos y de los fertilizantes están considerablemente más altos que hace dos años. La aceleración del impacto del cambio climático se hace más aparente. Todavía no se conocen todas las consecuencias de estas crisis, pero algunos de sus efectos se sienten ya, y hay un peligro evidente de que las recientes mejoras en los indicadores sociales y económicos se vean menoscabadas o se inviertan.

El tema de la celebración de este año, "Elaboración de Materias Primas para un Crecimiento y Desarrollo Sostenible" es por lo tanto muy oportuno. Una ralentización de la economía mundial será un duro golpe para los exportadores de productos básicos.

Los productos básicos representan más del 50% del valor de las exportaciones de África, lo que hace que este continente sea especialmente vulnerable a las crisis económicas mundiales. Es esencial que África pueda elaborar sus materias primas para convertirlas en productos de mayor valor añadido, tanto para el consumo interno como para la exportación. Malasia y Tailandia, por ejemplo, figuran entre los países que han progresado rápidamente al reconvertir la elaboración de sus productos básicos y de sus productos minerales en productos de un mayor valor añadido.

Más de la mitad de la población de África está empleada en el sector agropecuario. Por ello, es esencial desarrollar agroindustrias y empresas de procesamiento de productos agrícolas. En muchos casos, ya existe un mercado interno para estos productos. Existe también un potencial considerable para establecer vínculos con otros sectores de la economía, lo que ofrecería oportunidades de empleo y crecimiento económico.

La industrialización ha permitido un desarrollo de amplia base y la transformación económica en otras partes del mundo. La industrialización puede y debe de hacer lo mismo en África. En este Día de la Industrialización de África, debemos comprometernos a hacer todo lo posible para fortalecer la industria de África a fin de que pueda desempeñar el papel catalizador que le corresponde en el crecimiento económico y en la erradicación de la pobreza.