logo

Secretario General

Mensaje en el Día de África

25 de mayo de 2008

El Día de África me ofrece la oportunidad de declarar una vez más mi firme compromiso personal de apoyar al continente, y reafirmar la determinación de las Naciones Unidas de cooperar con la región para que pueda realizar plenamente su potencial, alcanzando la paz duradera y el desarrollo sostenible.

África constituye una prioridad máxima para las Naciones Unidas; mantiene una importancia central en todas las actividades de las Naciones Unidas relacionadas con la paz y la seguridad, el desarrollo, los derechos humanos y la asistencia humanitaria. Aunque existen extraordinarios desafíos en todas esas esferas, disponemos del mejor recurso posible para hacerles frente: el dinamismo y la creatividad de los africanos.

Hay muchos motivos para celebrar el crecimiento económico sostenido que han experimentado recientemente muchos países de África. Y también es notable el decidido empeño de África de resolver sus propios problemas por conducto del Consejo para la Paz y la Seguridad de la Unión Africana, el Grupo de Sabios y otras iniciativas innovadoras. Al mismo tiempo, su recuperación económica, enmarcada en la Nueva Alianza para el Desarrollo de África, cuenta con el apoyo de la comunidad internacional.

Las Naciones Unidas seguirán cooperando estrechamente con la Unión Africana para abordar los problemas de seguridad, incluidos los conflictos de Darfur y Somalia. En este proceso estamos consolidando la cooperación entre las Naciones Unidas y la Unión Africana.

Este año el Día de África tiene un significado especial, en momentos en que nos centramos en realizar los objetivos de desarrollo del Milenio, nuestra visión para un mundo mejor en el siglo XXI. Ahora que hemos superado el punto medio en nuestra carrera en pos de esas metas, estoy más decidido que nunca a que consigamos lo que nos hemos propuesto, especialmente en África.

Por ese motivo presido el Grupo Directivo sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio en África, como parte de mi iniciativa prioritaria de movilizar un apoyo multilateral más efectivo para los esfuerzos de desarrollo del continente. Tenemos que superar los obstáculos actuales de la extrema pobreza, las enfermedades y el analfabetismo, y al mismo tiempo hacer frente a nuevos problemas, como el cambio climático y el vertiginoso aumento del precio de los alimentos.

En todos estos esfuerzos dependemos de nuestros asociados. Permítanme expresar mi sincero agradecimiento por las notables contribuciones del ex presidente de la Comisión de la Unión Africana, el Presidente Alpha Oumar Konaré, y su equipo. Al mismo tiempo, doy una cálida bienvenida al Sr. Jean Ping y a sus colegas, quienes asumieron recientemente sus funciones en la Comisión de la Unión Africana.

Al celebrar el Día de África, renovemos nuestro compromiso de trabajar juntos en apoyo de los dinámicos pueblos de África, que luchan por superar los obstáculos que tienen por delante y realizar su inmenso potencial.