logo

El Secretario General

Mensaje en el Día Mundial de la Población

       11 de julio de 2007

El tema del Día Mundial de la Población de este año, los hombres como asociados para la salud materna, se centra en el papel fundamental de los hombres en apoyo de los derechos de la mujer, incluido su derecho a la salud sexual y reproductiva.

Actualmente más de medio millón de mujeres mueren cada año durante el embarazo y en el parto, el 99% de ellas en países en desarrollo. Muchas más sufren graves complicaciones que pueden repercutir gravemente en su propia calidad de vida y la de sus familias. Casi todos estos sufrimientos y muertes podrían evitarse.

Como asociados para la salud materna los hombres pueden salvar vidas. Desempeñan un papel decisivo en muchos sentidos. A menudo los maridos adoptan decisiones sobre la planificación de la familia y el uso de los recursos familiares que afectan al bienestar y las perspectivas de toda la familia. El respaldo de un marido informado mejora los resultados del embarazo y el parto y puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte en caso de complicaciones, cuando las mujeres necesitan atención médica inmediata. Además, un padre que apoya a sus hijos puede desempeñar un papel importante brindándoles amor, cuidados y dedicación.

Demasiadas mujeres mueren durante el embarazo y en el parto porque se les niega el derecho a la salud sexual y reproductiva. La alarmante propagación del VIH entre las mujeres es un recordatorio trágico de que en muchos lugares las mujeres carecen del poder para proteger su propia salud. Cuando una mujer puede planificar su familia, puede planificar los demás aspectos de su vida. Cuando goza de buena salud, puede ser más productiva. Y cuando se promueven y protegen sus derechos reproductivos, tiene libertad para participar plenamente y en condiciones de igualdad en la sociedad.

Varios países han logrado reducir considerablemente las tasas de mortalidad materna en el plazo de una década, en la que las mujeres han podido acceder a servicios de planificación de la familia, comadronas y cuidados obstétricos de urgencia. No obstante, aún queda mucho por hacer para alcanzar el objetivo de desarrollo del Milenio consistente en mejorar la salud materna en todo el mundo para 2015. La asociación con los hombres es una estrategia importante para fomentar la salud y los derechos reproductivos. Y es más probable que la igualdad entre los géneros, otro objetivo de desarrollo del Milenio, se alcance cuando los hombres reconozcan que las vidas de hombres y mujeres son interdependientes y que el empoderamiento de la mujer beneficia a todos.

En este Día Mundial de la Población alentemos a todos los hombres a convertirse en asociados y agentes para el cambio mediante el apoyo de los derechos humanos y la maternidad sin riesgo de todas las formas posibles, contribuyendo así a la creación de un mundo en que todos gocen de mejor salud y mayores oportunidades.