logo

El Secretario General

Mensaje transmitido por vídeo ante "Ciudadanos de la Tierra: Conferencia de París sobre gobernanza medioambiental mundial"

       París, 2 y 3 de febrero de 2007



Queridos amigos:

Quisiera dar las gracias al Presidente Chirac por organizar una conferencia internacional sobre una cuestión fundamental para nuestro futuro común.

Todos somos testigos de los rápidos cambios que está sufriendo el medio ambiente. El ejemplo más evidente es el cambio climático, que será una de mis mayores prioridades como Secretario General. Pero ésa no es la única amenaza. Sobre el horizonte se ciernen muchas otras nubes, entre ellas la escasez de agua, la degradación del suelo y la pérdida de diversidad biológica.

Esas agresiones contra el medio ambiente mundial encierran un peligro: minar los numerosos avances que la sociedad humana ha logrado en los últimos decenios. Están debilitando nuestra lucha contra la pobreza. Podrían llegar incluso a poner en peligro la paz y la seguridad internacionales.

Estos problemas transcienden las fronteras. Proteger el medio ambiente mundial escapa, en gran medida, a la capacidad de los países individuales. Sólo se podrá lograr mediante una acción internacional concertada y coordinada, y el escenario natural para esa acción son las Naciones Unidas.

Tengo el firme empeño de asegurar que las Naciones Unidas ayudan a la comunidad internacional a lograr la transición hacia un desarrollo sostenible. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente -el organismo encargado de esta cuestión- ha emprendido amplias reformas para lograr estar a la altura de este desafío. Los demás organismos que integran el sistema de las Naciones Unidas también se están movilizando en este sentido. Y tengo previsto fortalecer aún más esta labor.

También tienen mucho por hacer los gobiernos, el sector empresarial y la sociedad civil. El mundo necesita un sistema más coherente de gobernanza ambiental a nivel internacional. Necesitamos invertir más en tecnologías ecológicas y en políticas más inteligentes. Necesitamos centrarnos de manera particular en las necesidades de los pobres, que ya sufren de manera desproporcionada los efectos de la contaminación y los desastres.

Los ecosistemas y los recursos naturales sostienen nuestras esperanzas de un mundo mejor. Espero con interés poder trabajar con todos ustedes en el fortalecimiento de la custodia del medio ambiente de nuestro planeta, el único que tenemos.

Gracias.