logo

Kofi A. Annan
Secretario General de las Naciones Unidas
y
Joseph Blatter
Presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol

Mensaje con motivo del inicio de la Copa del Mundo FIFA


6 de junio de 2006

El fútbol es un idioma mundial. Sirve para tender puentes y eliminar diferencias sociales, culturales y religiosas. Potencia el desarrollo y el crecimiento personales, fomenta nuestro espíritu de equipo y nos enseña a jugar limpio, promueve la autoestima y es fuente de nuevas oportunidades. Todo ello redunda, por su parte, en el bienestar de comunidades y países enteros.

Por este motivo, las Naciones Unidas se sirven del fútbol como instrumento para conseguir los objetivos de desarrollo del Milenio - esa serie de objetivos fundamentales que giran en torno al ser humano y que recibieron el respaldo de todos los países como hoja de ruta para construir un mundo mejor en el siglo XXI.

Esa es también la razón por la que las Naciones Unidas están utilizando el fútbol para paliar el desgarro emocional que la guerra ha causado a jóvenes que viven en campamentos de refugiados y países que se recuperan de conflictos armados.

En la Cumbre Mundial celebrada el pasado año, todos los gobiernos del mundo declararon que "el deporte puede promover la paz y el desarrollo y contribuir a la creación de un entorno de tolerancia y comprensión".

Cuando miles de millones de personas de todo el mundo se aprestan a seguir la Copa del Mundo FIFA en las próximas semanas, hacemos un llamamiento a jugadores y aficionados de todas partes para que nos apoyen en nuestro cometido. Utilicemos la magia del fútbol en nuestro combate en pos del desarrollo y la paz.