UN Logo

El Secretario General

Mensaje sobre el Día Internacional de la Mujer

8 de marzo de 2006



El tema del Día Internacional de la Mujer de este año, el papel de la mujer en la adopción de decisiones, es decisivo para el adelanto de la mujer en todo el mundo y para el progreso de la humanidad en su conjunto. Como dice la Declaración de Beijing, "la potenciación del papel de la mujer y la plena participación de la mujer en condiciones de igualdad en todas las esferas de la sociedad, incluidos la participación en los procesos de adopción de decisiones y el acceso al poder, son fundamentales para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz". La comunidad internacional está empezando por fin a comprender un principio fundamental: las mujeres se ven igual de afectadas que los hombres por los problemas que afronta la humanidad en el siglo XXI, en el desarrollo económico y social y en la paz y la seguridad. Y a menudo resultan más afectadas. Por tanto, es justo y verdaderamente necesario que las mujeres participen en los procesos de adopción de decisiones en todos los ámbitos, con el mismo vigor y en números iguales.

Además, el mundo está empezando a entender que no hay política más eficaz para promover el desarrollo, la salud y la educación que el empoderamiento de las mujeres y las niñas. Y me atrevería a decir que ésta es también la política más importante para prevenir conflictos y lograr la reconciliación una vez terminados los conflictos.

Hemos logrado avances dignos de celebración en lo que respecta a la representación de la mujer en todo el mundo. En enero de este año, la proporción de mujeres en los parlamentos nacionales alcanzó un nuevo máximo mundial. Hay ahora 11 mujeres Jefas de Estado o de Gobierno, en países de todos los continentes. Y tres países -Chile, España y Suecia- tienen ahora gobiernos con paridad entre los géneros.

Pero aún nos queda mucho por hacer. Los progresos generales son lentos. Cabe recordar que en algunos países el aumento del número de mujeres en puestos de adopción de decisiones no ha sido fortuito, sino que a menudo es el resultado de iniciativas institucionales y electorales, como el establecimiento de objetivos y cuotas, el compromiso de los partidos políticos y una movilización constante. También es el resultado de medidas concretas y concertadas para mejorar el equilibrio entre la vida personal y laboral. Son éstas lecciones que todos los países -y las Naciones Unidas- deben tomar muy en serio.

En la Cumbre Mundial 2005, los dirigentes mundiales declararon que "el progreso de la mujer es el progreso de todos". En este Día Internacional de la Mujer, dediquémonos una vez más a demostrar cuán ciertas son esas palabras. Intentemos garantizar que la mitad de la población mundial ocupe el lugar que por derecho le corresponde en los procesos de adopción de decisiones en el mundo.

Kofi A. Annan