EL SECRETARIO GENERAL

MENSAJE EN EL DIA INTERNACIONAL
PARA LA PRESERVACION DE LA CAPA DE OZONO


16 de septiembre de 2002

La vida comenzó a desarrollarse significativamente en nuestro planeta sólo después de que la capa de ozono se situó en la estratósfera para filtrar los niveles perjudiciales de los rayos solares. La batalla para reparar este sistema de sustento de la vida está muy lejos de su fin.

La evaluación científica llevada a cabo este año concluyó que, pese a que algunos agentes reductores del ozono en la atmósfera están declinando lentamente desde el pico que ocurrió en 1992-1994, otros continúan incrementándose. Los científicos predicen que la capa de ozono continuará siendo particularmente vulnerable durante la próxima década, aún cuando todos los países cumplan con las medidas impuestas por el Protocolo Montreal para controlar y reducir progresivamente las substancias reductoras del ozono. El fracaso en acatar el Protocolo retrasaría y podría impedir la futura recuperación de la capa de ozono.

El éxito alcanzado hasta ahora en reducir la producción y el consumo de substancias reductoras de ozono en países industrializados debería darnos esperanza en que completaremos esta tarea de igual manera en países desarrollados como en vías de desarrollo. Exhorto a todos los países a cumplir con sus compromisos asumidos bajo el Protocolo, y en particular a los países industrializados a continuar proveyendo la asistencia financiera y de otro tipo que ayudará a los países en desarrollo a hacerlo.

La observancia de este año del Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono cae inmediatamente después de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible. Mientras que el mundo se mueve ahora hacia la implementación de los acuerdos alcanzados en Johannesburgo, no perdamos de vista la necesidad de permanecer vigilantes protegiendo la capa de ozono.

Kofi A. Annan            

      

Traducción no oficial del Centro de Información de las Naciones Unidas para Argentina y Uruguay. Buenos Aires, 12 de septiembre de 2002.