Descolonización

Foto ONU/Evan Schneider
Una ceremonia en Samoa

Cuando se fundaron las Naciones Unidas en 1945, unos 750 millones de personas, casi un tercio de la población mundial, vivían en territorios que dependían de potencias coloniales. Hoy, menos de 2 millones de personas viven bajo dominio colonial en 17 Territorios No Autónomos que aún continúan existiendo. El proceso de descolonización, que cambió la historia de nuestro mundo, nació con la ONU y constituyó el primer gran éxito de esta organización mundial.

Como resultado de este proceso de descolonización, muchos países consiguieron la independencia y pasaron a formar parte de las Naciones Unidas.

La Carta de las Naciones Unidas estableció el régimen internacional de administración fiduciaria. Reconociendo el principio de libre determinación, la Carta se refiere a la responsabilidad de los Estados para con los territorios que están bajo su administración como un «fideicomiso sagrado» en el cual los intereses de sus ciudadanos son lo primordial.

Consejo de Administración Fiduciaria

La Carta también estableció el Consejo de Administración Fiduciaria como uno de los órganos principales de la ONU. Esto se llevó a cabo para supervisar la situación de 11 territorios en fideicomiso concretos, que estaban sujetos a acuerdos separados con Estados administradores. Estos territorios, que habían estado formalmente administrados bajo mandatos de la Sociedad de las Naciones, bien se habían separado de los países derrotados en la Segunda Guerra Mundial, o bien se habían integrado de manera voluntaria al sistema de las potencias que los administraban.

Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales

Conforme avanzaba el proceso de descolonización, la Asamblea General, en 1960, aprobó la histórica Declaración sobre la Concesión de Independencia a los Países y Pueblos Coloniales. Esta Declaración reconocía el derecho de libre determinación de todos los pueblos y afirmaba que el colonialismo debía llegar a su fin rápida e incondicionalmente. Dos años más tarde, se estableció el Comité Especial de Descolonización para supervisar su aplicación.

Hechos de la descolonización

A este éxito se le sumaron otros y el compromiso de las Naciones Unidas continuó siendo firme. En 1990, la Asamblea proclamó el Decenio Internacional para la Erradicación del Colonialismo (1990-2000), que incluía un plan de acción determinado. A este le siguió, en 2001, el Segundo Decenio Internacional para la Erradicación del Colonialismo. El final del Segundo Decenio coincidió con el 50º aniversario de la Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales. Al mismo tiempo, la Asamblea General declaró el período 2011-2020 el Tercer Decenio Internacional para la Erradicación del Colonialismo.

Islas Malvinas (Falkland Islands)

Las Islas Malvinas conforman, desde 1946, un Territorio No Autónomo administrado por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Está formado por dos islas, conocidas como isla Soledad e isla Gran Malvina, de mayor tamaño, y cientos de islas más pequeñas en el Atlántico sudoccidental. Estas islas continúan siendo objeto de un largo debate de soberanía entre Gran Bretaña y Argentina. Durante el año 2014 y principios del 2015, Argentina y Reino Unido continuaron manteniendo sus respectivas posiciones en cuanto a los múltiples aspectos constitucionales, militares y económicos que forman parte del debate por la soberanía del territorio.

Polinesia Francesa

En mayo de 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por votación la reincorporación de la Polinesia Francesa a la lista de países por descolonizar de las Naciones Unidas y pidió al Gobierno de Francia que «facilitara el rápido progreso [...] hacia un proceso de libre determinación». Al aprobar por consenso una resolución presentada por Nauru, Tuvalu y las Islas Salomón, la Asamblea afirmó «el derecho inalienable de libre determinación e independencia del pueblo de la Polinesia Francesa» de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y declaró que «existe una obligación [que aparece en la Carta] por parte del Gobierno de Francia, como potencia administradora del territorio, de transmitir esta información a la Polinesia Francesa». Esta acción de la Asamblea reincorpora a la Polinesia Francesa a la lista de la ONU de Territorios No Autónomos, por lo que el número de países aumentó a 17.

Desde la creación de las Naciones Unidas, 80 antiguas colonias han conseguido su independencia. Esto incluye a los 11 territorios en fideicomiso, que han conseguido la libre determinación a través de la independencia o libre asociación con un Estado independiente. El Comité Especial continúa supervisando la situación de los 17 territorios restantes y trabaja para facilitar el progreso hacia la completa libre determinación.

Recursos:

Section: 
Drupal template developed by DPI Web Services Section