ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Comité 1540 | Naciones Unidas

Mensaje del Secretario General

con motivo del décimo aniversario de la aprobación de la resolución 1540 (2004) del Consejo de Seguridad

Nueva York, 28 de abril de 2014

Hoy hace 10 años que el Consejo de Seguridad tomó medidas enérgicas para prevenir la proliferación de armas de destrucción en masa mediante la aprobación por unanimidad de la resolución 1540 (2004). Este instrumento mundial exige a los gobiernos impedir que los agentes no estatales o terroristas adquieran o utilicen armas nucleares, químicas y biológicas y sus sistemas vectores, o faciliten su proliferación.

En el decenio transcurrido desde su aprobación, la resolución 1540 se ha convertido en un componente importante de la estructura mundial de seguridad. Promulgada en virtud del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, la resolución reconoce que su plena aplicación nacional, regional y mundial requiere la cooperación y la asistencia internacionales. Insto a todos los Estados y partes interesadas a que reafirmen su compromiso común de lograr los grandes objetivos de esta resolución y a que hagan todo lo posible por proteger a las generaciones presentes y futuras de la doble amenaza que plantean el terrorismo y las armas de destrucción en masa.

Protegiéndonos de las armas de destrucción masiva

La resolución 1540 es la principal arma que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha desplegado para proteger a los civiles y evitar que las armas de destrucción masiva caigan en manos de terroristas.

El 20 de marzo de 1995, en plena hora punta de la mañana, un grupo de terrorista japonés cometió un atentado en el metro de Tokio, que mató a trece personas e hirió a muchas otras. Para su acción utilizó gas Sarin.

El marido de Shizue Takahashi, Kazuma, murió mientras trataba de ayudar.

«En agradecimiento al buen juicio de Kazuma Takahashi, que es el nombre de mi marido, que está escrito aquí, y otra persona... se salvaron vidas. Ambos murieron en el cumplimiento del deber.»

En los últimos años, numerosos grupos terroristas se han hecho con el control de armas de destrucción masiva y las han utilizado para atacar a civiles de manera indiscriminada.

¿Qué se puede hacer para evitar estos atentados y proteger a los civiles?.

La acción más contundente adoptada hasta la fecha proviene del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Se trata de la resolución 1540 que, en palabras del Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, es esencial para proteger a la población..

«No podemos permitirnos el lujo de ser complacientes frente a una amenaza tan grave».

La resolución 1540 requiere que cada Gobierno adopte y haga cumplir las leyes para evitar que los terroristas adquieran y utilicen armas de destrucción masiva.

Trece personas murieron a causa de los ataques con gas sarín en Japón y muchas fueron heridas. El Gobierno aprobó nuevas leyes para mejorar su capacidad de detección y respuesta. Según las autoridades japonesas, el país es más seguro que nunca. Sin embargo, para algunos, el reciente terremoto en Fukushima suscita nuevos temores.

«Fukushima ha aumentado la posibilidad de que los terroristas ataquen las plantas de energía nuclear. Los reactores podrían ser destruidos provocando una enorme crisis y la propagación de una gran cantidad de material radiactivo. Debemos tomar medidas para impedir que los terroristas utilicen materiales radiactivos o sustancias nucleares.»

Shiro Kawamoto es un experto en la lucha antiterrorista con sede en Tokio.

«Antes de los ataques con gas sarín el 20 de marzo de 1995, la sociedad japonesa en su conjunto no estaba preparada para un ataque terrorista con armas de destrucción masiva, ni siquiera el departamento de Policía.»

El embajador de Corea del Sur y presidente del Comité que se encarga del buen funcionamiento de la resolución 1540, Oh Joon, explica qué es lo que las Naciones Unidas y la comunidad internacional tratan de conseguir.

«En los últimos 10 años, hemos trabajado en la aplicación universal de la resolución 1540. En la actualidad, el mundo está, obviamente, más preparado para prevenir el terrorismo con armas de destrucción masiva.»

Prevenir el terror causado por ese tipo de armas plantea un conjunto de desafíos. Los accidentes causados por los desastres naturales o por el hombre, plantean otros. Sin embargo, las imágenes de estos accidentes se están desvaneciendo: Seveso, Bhopal y Chernobyl, y el accidente de cesio en Goiania, Brasil.

La Alta representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Angela Kane, cree que la cooperación entre las naciones es clave...

«La forma más efectiva de aplicar en la práctica la resolución 1540 es trabajar juntos a nivel internacional. Esto implica a todos los gobiernos, de los estados miembros de las Naciones Unidas e incluye a la sociedad civil internacional.»

Es imposible cerrar por completo las heridas del pasado, pero las acciones contundentes de la ONU como la resolución 1540 pueden reducir el miedo y el pánico, hacer del mundo un lugar más seguro y promover la convivencia pacífica.

Este reportaje ha sido producido por Charlie Lyons para las Naciones Unidas.