ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

La ONU y los derechos humanos

Acción de la ONU en la promoción y la protección de los derechos humanos

El papel que desempeñan las Naciones Unidas en la promoción y protección de los derechos humanos va ganando cada vez más importancia. Sin embargo, el mandato central sigue siendo el mismo: velar por el pleno respeto de la dignidad de los «pueblos», en nombre de los firmantes de la Carta. Por medio de los mecanismos internacionales, la Organización actúa en diversos frentes:

Como conciencia mundial

La ONU ha marcado unas pautas al establecer unas normas mínimas de comportamiento aceptable para las naciones y llamar la atención de la comunidad internacional sobre las prácticas que pueden incumplir dichas normas. La Asamblea General adopta las declaraciones y convenciones sobre los derechos humanos, resaltando así su universalidad.

Como legisladora

Hubo una época en la que el derecho internacional regulaba casi exclusivamente las relaciones entre los diferentes Estados. En la actualidad, en cambio, se ha llevado a cabo una codificación del derecho internacional sin precedentes. El derecho internacional versa, en gran parte, sobre los derechos fundamentales de las mujeres, los niños, los prisioneros y detenidos y las personas con discapacidad mental, así como sobre las violaciones de los derechos humanos, como pueden ser los crímenes de genocidio, la discriminación racial y la tortura, por citar algunos.

Como supervisora

La ONU no se contenta con aportar una definición abstracta de los derechos humanos, sino que, además, desempeña un papel protagonista en el respeto de los mismos. Los Pactos internacionales relativos a los derechos civiles y políticos y a los derechos económicos, sociales y culturales (1966) figuran entre los primeros tratados que otorgan a los organismos internaciones el poder de garantizar que los Estados cumplen con sus compromisos. Los órganos creados por los tratados, los relatores especiales y los grupos de trabajo del Consejo de Derechos Humanos han desarrollado una serie de procedimientos y mecanismos para supervisar el cumplimiento de los textos internacionales e investigar las violaciones de los derechos fundamentales de las que tengan conocimiento. Las decisiones sobre casos concretos traen consigo una obligación moral que pocos gobiernos se atreven a asumir.

Como centro de coordinación

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos recibe comunicaciones de violaciones de los derechos fundamentales emitidas tanto por colectivos como por particulares. Recibe más de 100.000 denuncias anuales que, conforme a los procedimientos establecidos por las convenciones y resoluciones, reenvía a los órganos y mecanismos pertinentes de las Naciones Unidas. Las peticiones de intervención urgente pueden ser enviadas al Alto Comisionado mediante fax o correo electrónico.

Como defensora

Cuando un relator o un grupo de trabajo informa sobre la sospecha de una violación grave de los derechos humanos, como, por ejemplo, actos de tortura o una ejecución extrajudicial, envía un llamamiento urgente al Estado involucrado. En este llamamiento se le pide, por un lado, que dé explicaciones sobre las acusaciones y, por otro, que se comprometa a velar por el respeto de los derechos de la supuesta víctima.

Como recolectora de información

Los datos sobre cuestiones de derechos humanos obtenidos por la ONU desempeñan un papel crucial en la evolución y en la aplicación del derecho. Los estudios y los informes elaborados por el Alto Comisionado, por petición de los órganos de las Naciones Unidas, facilitan el camino a las nuevas políticas, prácticas e instituciones que apoyan el respeto a aquellos.

Como institución de apelación

Según el primer Protocolo Facultativo del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, de la Convención contra la Tortura y del Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, los particulares que hayan agotado todos los recursos jurídicos de su país tienen derecho a presentar denuncias contra los Estados, y se reconocerá asimismo la validez del procedimiento de apelación. Cada año, el Consejo de Derechos Humanos examina numerosas denuncias interpuestas por ONG o por particulares.

Como investigadora

El Consejo de Derechos Humanos ha establecido una serie de mecanismos para supervisar y detectar ciertas violaciones y formas de exacción en determinados países. Los relatores, los representantes especiales y los grupos de trabajo son los encargados de esta tarea, algo delicada en los planos político y humanitario e incluso peligrosa en algunas ocasiones. Su misión consiste en recoger información, estar en contacto con los grupos locales y las autoridades gubernamentales, trabajar sobre el terreno si se lo autorizan los gobiernos y hacer recomendaciones sobre la manera de reforzar el respeto de los derechos humanos.

Como intercesora

EL Secretario General y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos están autorizados a comunicarles a los Estados Miembros, a título confidencial, sus preocupaciones relacionadas con los derechos humanos y pedirles, por ejemplo, que liberen prisioneros o que conmuten penas de muerte. EL Consejo de Derechos Humanos puede pedirle al Secretario General que intervenga en una situación o que envíe a un experto para que la examine con el fin de evitar violaciones de los derechos humanos. El Secretario General también desempeña un papel de intercesor en el desempeño de sus « buenos oficios » y, además, ayuda tanto a que las Naciones Unidas expresen su preocupación de manera legítima como a acabar con las violaciones de los derechos humanos.

Fuente : Las Naciones Unidas hoy

 


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación
de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, junio de 2013.