ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

La Oficina del Asesor Especial para la Prevención del Genocidio

Declaración sobre Sri Lanka

Del Asesor Especial del Secretario General para la Prevención del Genocidio, Sr. Francis Deng

15 de mayo de 2009

El Secretario General ha instado repetidamente a los dos bandos en los enfrentamientos actuales en Sri Lanka a que respeten las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos y de derecho humanitario, en particular para impedir las ejecuciones ilegales y conceder protección a los civiles y los detenidos. Las mujeres y las niñas son especialmente vulnerables ante los excesos de los conflictos y el Gobierno tiene la obligación jurídica de ofrecerles una protección especial. Es necesario recordar a ambos bandos que las personas pueden ser consideradas responsables a título personal por crímenes de guerra y otros crímenes internacionales cometidos durante un conflicto y que entrañen la jurisdicción internacional. El Gobierno debe permitir a las Naciones Unidas y a otras organizaciones internacionales y humanitarias y de ayuda, acceso pleno y sin trabas a todos los civiles y detenidos en lugares de detención y centros de procesamiento, incluidos todos los campamentos de desplazados internos.

No es demasiado tarde para que el Gobierno y los Tigres de Liberación del Ealam Tamil pongan fin a un conflicto cada vez más brutal y sigan el camino hacia la reconciliación y la paz con la población de etnia tamil. Este conflicto polarizante está relacionado con la identidad, y en él la etnia y la religión son factores que generan una profunda división; no terminará con vencedores y vencidos, y no se le puede poner fin solamente con una victoria militar que podría no ser sostenible a largo plazo, a menos que se atiendan las reclamaciones legítimas. Los Tigres de Liberación del Ealam Tamil deben dejar inmediatamente de retener a escudos humanos y deben permitir a los civiles que abandonen la zona del conflicto. Se insta al Gobierno a que colabore con la comunidad internacional para iniciar un proceso político a fin de crear un marco nacional en el que todos los nacionales de Sri Lanka puedan coexistir como ciudadanos en pie de igualdad.